Advertencias y recomendaciones frente a la posible aparición de alacranes y escorpiones en La Plata

La Municipalidad de La Plata recomendó que frente a la posible aparición de alacranes es necesario profundizar la higiene en las viviendas, combatir insectos -que son el alimento de esos arácnidos-, desmalezar, no acumular hojas, leña ni escombros.
Desde la Dirección de Zoonosis de la Comuna se informó que escorpiones y alacranes “son arácnidos de hábitos nocturnos que aparecen en épocas de calor y que, durante el día, se pueden ocultar debajo de piedras, troncos y cuevas que ellos realizan”.
Con el objetivo de extremar las medidas para prevenir picaduras, el Secretario de Salud del Municipio, Enrique Rifourcat, señaló que “hay que profundizar la higiene en el interior y exterior de las viviendas, separar las camas de la pared, sacudir la ropa, evitar andar descalzo y combatir insectos que son alimento para los alacranes”.
Asimismo, el funcionario remarcó la importancia de “distinguir a aquellos alacranes inofensivos, que son de color oscuro y tienen pinzas redondas y grandes, del alacrán peligroso, que es de color castaño rojizo y tiene pinzas delgadas y finas”.
“Ante la picadura de un alacrán, se debe lavar con agua y jabón la zona afectada, colocar hielo y acudir inmediatamente al centro de salud más cercano”, explicó Rifourcat, al tiempo que enfatizó que “si la víctima es un niño, hay que acudir de manera urgente al Servicio de Toxicología del Hospital de Niños ‘Sor María Ludovica’, ubicado en calle 14 e/ 65 y 66”.
Entre las medidas preventivas la Comuna recomendó mantener limpio y ventilado el interior de la vivienda; evitar caminar descalzo, sacudir la ropa y el calzado antes de vestirse; revisar la ropa de cama antes de acostarse; colocar rejillas sanitarias en desagües de ambientes y controlar la entrada y salida de las cañerías.
También sugirió verificar sótanos y huecos de ascensor; revocar las paredes; reparar grietas en pisos, paredes y techos; colocar alambre tejido (mosquitero) en puertas y ventanas; limpiar y desmalezar patios y jardines; y no acumular hojas, leña, ladrillos ni escombros cerca de la vivienda.