Apresan al titular de la Federación de Químicos por asociación ilícita y extorsión

El titular de la Federación Argentina de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas (FATIQYP) y presidente de la obra social, Fabián Hermoso, fue detenido junto a otros cinco sindicalistas acusados de asociación ilícita y extorsión a empresas y trabajadores de la zona sur del conurbano, informaron hoy fuentes policiales.
Hermoso fue localizado y detenido en una casa del country Barrio El Carmen, de Gutiérrez, agregaron las fuentes.
En tanto, los demás acusados, identificados por la policía como Gustavo David Arias, Hugo Barbona, Juan José Castro, Román Gauna y Hugo Godoy, fueron apresados en allanamientos realizados en las localidades de Quilmes, Bosques, Hudson y Florencio Varela a pedido del fiscal de Berazategui Daniel Ichazo y por orden del juez de Garantías de Quilmes, Gustavo Mora.
Efectivos de las comisarías, del Grupo GAD, Grupo Halcón, Infantería y personal de Cibercrimen secuestraron celulares, computadoras, vestimenta propia del sindicato, cartuchos de posta de guerra calibre 12/70, gorras con leyendas de “Hermoso conducción”, libretas y talonarios de recibos del sindicato, y documentación de interés para la causa.
En la causa se acusa a Hermoso de liderar una banda criminal que se dedicaba a extorsionar a empresas y trabajadores de la zona sur del conurbano, a quienes les exigían pagos semanales de dinero.
De acuerdo a lo informado, la organización delictiva obtenía beneficios económicos mediante amenazas, encomendadas en algunos casos a barras del club Defensa y Justicia.
“Los miembros de la asociación ilícita realizaban amenazas con armas de fuego para solicitarles un canon semanal a las empresas y para obligar a los trabajadores a que se afiliaran al gremio”, detalló un jefe policial a cargo del operativo.
En octubre pasado, la policía detuvo a otros tres sindicalistas en el marco de la misma causa.
En ese caso se trató de Miguel Ángel Soutto, secretario general del sindicato de Químicos, Petroquímicos y Explosivos de Florencio Varela, y a otros dos dirigentes.
Como continuación de esa investigación, que incluyó la intervención de líneas telefónicas, los pesquisas constataron la participación de Hermoso y de otros miembros del sindicato en las extorsiones y amenazas, motivo por el cual se ordenaron sus arrestos.