Audiocuentos: la Nueva Narrativa Argentina desde la narración oral y la ilustración

Una selección de 45 cuentos y 77 escritores, lectores e ilustradores dan vida al proyecto conocido como “Audiocuentos de la Nueva Narrativa Argentina”, una iniciativa de UnaBrecha y Grupo Heterónimos que busca promover la literatura argentina desde la narración oral y la ilustración, según explicó hoy su coordinador Nicolás Hochman.
Hochman (Buenos Aires, 1982), creador y coordinador del proyecto, explicó que surgió en 2015, con Jonatan Di Rocca, su socio en UnaBrecha con el objetivo de “hacer algo con la literatura a partir del uso de nuevas tecnologías” y con esa impronta empezaron a investigar y descubrieron que “prácticamente no existía en Argentina un trabajo sobre la literatura actual vinculada a lo sonoro. Hay muchos clásicos, pero casi nada de lo que se escribe hoy”.
En ese sentido, indicó que “inicialmente el proyecto estuvo pensado para un público invidente, pero en cuanto lo lanzamos se nos fue de las manos, felizmente, y empezó a circular por todas partes”.
Para esta segunda edición del plataforma digital -la primera fue en 2016- hicieron una convocatoria pública, en la que recibieron casi setecientos cuentos, de los que eligieron veinte y sobre esa selección el jurado, entre los que están Manuel Crespo, Marina Arias y Jorge Consiglio, destacó dieciséis que son los que se acaban de sumar a la plataforma.
Sobre la recepción de Audiocuentos, Hochman señala que permanentemente les llegan “mails de escuelas de todo el país, del interior sobre todo, pidiendo el material en MP3, para poder trabajar con los chicos en las aulas, en espacios que muchas veces no tienen acceso a internet”.
El coordinador de la iniciatica aseguró que la primera edición contó con veinticinco autores, un mix entre consagrados y emergentes, y adelantó que ya están armando una tercera parte, que saldría a fin de año, con otros treinta autores.
“Tenemos ganas de sumar otros dos proyectos paralelos: una versión de audiocuentos escritos y leídos por adultos mayores, y una arista más federal, que incluya a autores de todas las provincias. Falta el presupuesto, pero ya llegará”, explicó.
Diego Tomasi (Morón, 1982), que es productor del proyecto y fue autor en la primera edición y lector en la segunda, define a Audiocuentos como “una idea que busca promover la lectura a varios niveles: por un lado, por ser textos leídos, permite que personas que no saben o no pueden leer accedan a la literatura de una manera amena y sencilla pero también se propone visibilizar a autores que están escribiendo ahora mismo, como contemporáneos de esos lectores. En este sentido, funciona como una puesta en circulación de parte de la producción literaria actual”.
Jorge Consiglio (Buenos Aires, 1962), que participó de la primera edición como autor con su cuento “Deuda o desgracia”, dijo que al escuchar ese material transformado en un audiocuento, en la voz de Carlos Borrego, lo sorprendió que se hubiera respetado el tono: “Cuando escribís trabajás con un tono y hay posibilidad de que al escucharlo leído no sea el mismo pero al escucharlo, estaban hasta las pausas de la oralidad” y destacó la ilustración de Leticia Paloantonio porque “eligió una escena que condensa el relato”.
En la segunda edición conocida recientemente, Consiglio ofició de jurado y definió a ese proceso como “una gran comunión” ya que señaló que compartieron el criterio de trabajo y selección.
Por su parte, la narradora Paloantonio contó que al ser convocada le asignaron cinco cuentos a ilustrar, de Marina Arias, Jorge Consiglio, Inés Garland, Iosi Havilo y Samanta Schweblin, y aseveró que “siempre es un desafío encontrarse con un texto, con las imágenes que a uno se le generan al leerlo y traducirlo plásticamente de manera que aporte una lectura más”.
El escritor Manuel Crespo (Buenos Aires, 1982), al igual que Consiglio, participó como autor en la primera edición de 2016 y ahora volvió a hacerlo como jurado. Sobre la elección de “La pecera también es la mascota” para ser parte Audiocuentos, sostuvo que “era el cuento que más imaginaba leído en voz alta. Por la morosidad que tiene, por el modo en que se desenvuelve la acción. Imagino que en realidad cualquier cuento puede ser leído en voz alta si se encuentra con un buen lector, con alguien que sepa captar su tono y su ritmo. En el caso de mi cuento, creo que la locución quedó muy bien. Tiene esa lentitud y ese peso que, me parece, el cuento demandaba”.
“Lo mismo puedo decir de la ilustración de Horacio Petre. Es muy loco ver cómo otro artista toma lo que hizo uno y lo reconvierte. En ese sentido, lo de Audiocuentos fue una experiencia nueva y muy gratificante”, agregó.
Otra de las autoras que forma parte del proyecto es Alejandra Laurencich (Buenos Aires, 1963), seleccionada para esta segunda edición con su cuento “Bosnia sobre la almohada”, que está plasmado en la voz de Natalia Arenas y en la ilustración de Romina Lardiés.
“¿Por qué elegí Bosnia sobre la almohada? Creo que el cuento tiene un clima confesional, por así decirlo, el que logra esa mujer -la protagonista- que repasa y se reprocha las penurias mentales y espirituales que padece al ver crecer a su hija adolescente, y ese clima introspectivo me pareció muy propicio para esa escucha, que también imagino íntima y solitaria”, aseguró la autora del libro de cuentos “Coronadas de gloria” y la novela “Fin de milenio”.
Laurencich caracterizó a Audiocuentos como “una propuesta bien acorde con los tiempos actuales, en los que el lector pasa mucho tiempo de su día viajando, ya sea en transporte público o en su propio auto, obligado por el tránsito endemoniado de las grandes ciudades, por lo que las horas de lectura perdidas pueden recuperarse en cierta forma, de este modo fácil y accesible”.
Además destacó que “incluye la posibilidad de acceder a la narrativa contemporánea nacional a lectores que viven lejos de las librerías, o a los que residen en el exterior: a un click de distancia uno puede elegir y tener un panorama variado de autores y obras. Eso me parece encomiable”.
Natalia Arenas, que fue la encargada de ponerle voz a ese cuento, relató que fue ella quien se postuló. “Soy narradora oral y me pareció maravillosa la iniciativa, así que les pregunté si podía participar. Les envíe un cv y al tiempo me convocaron. Los cuentos no los elegí yo, ellos me enviaron dos y por suerte ambos me gustaron mucho”, contó.
Una de las voces emergentes seleccionada para esta edición es Franco Dall’Oste, cuyo cuento “Perro” toma cuerpo en la voz de Valentino Cappelloni y en la ilustración de Lardiés.
“Es un proyecto que apuesta a una escritura transdiciplinaria, fuera de los soportes canonizados, articulando ilustracion, sonido y literatura así que ni bien vi por las redes que abrían una convocatoria para enviar relatos, entonces, decidí que tenía que mandar algo”, relató.
El marplatense, licenciado en Comunicación Social y docente de la Universidad de La Plata, sostuvo que “la decisión del texto fue arbitraria, era un cuento que tenía hacía un tiempo y que me gustaba porque habla un poco de la infancia, de ciertas infancias donde las relaciones familiares no se estructuran de forma clásica y entonces aparecen otras violencias, otros dolores. A su vez, fue una forma de recordar la muerte de una mascota que me marcó mucho de chico, que fue mi primer encuentro con ´lo trágico´”.
El autor dijo que “la ilustración de Romina Lardiés no solo es estéticamente bellísima, sino que articula imágenes, pequeños rasgos o impresiones de una manera muy original” y sobre la locución de Valentino Cappelloni aseveró que si bien “fue algo maravilloso. Al principio fue rarísimo escuchar a otra voz leyendo eso que en mí mente tenía mi voz, pero creo que quedó espectacular”.
“Audiocuentos es una web que tiene un promedio de entre 700 y 800 visitas diarias, con picos de 20.000. Desde que lo lanzamos, ya tuvimos más de medio millón de visitas, y eso es un estímulo, porque vemos ahí un síntoma de algo que se está moviendo y que exige que este tipo de proyectos sigan creciendo, diversificándose, incluyendo a más escritores, pero sobre todo a más lectores”, reflexionó Hochman sobre el proyecto en el que hay cuentos de Federico Bianchini, Gabriela Cabezón Cámara, Esther Cross, Marcelo Figueras e Inés Garland, entre otros.