Avanzan en un fármaco que aliviaría tratamiento para el cáncer de piel y reduciría costos

Investigadores del CONICET avanzaron en un principio activo de un fármaco que actualmente se toma por vía oral, para permitir que en un futuro pueda administrarse en una formulación tópica como una crema, lo que tendría menor costo y más eficacia sobre personas que padecen cáncer de piel.
El estudio, publicado en una revista internacional, tuvo como objetivo la “búsqueda y mejora de tratamientos para combatir el carcinoma de células basales, la forma más frecuente de tumores de piel, un cáncer que se cobra 80 mil vidas al año en el mundo y cuyo nivel de incidencia en Argentina es medio-alto”, dijeron los especialistas de CONICET La Plata.
“Este fármaco llamado Vismodegib ya existe, se usa solo para un tipo de cáncer de piel pero trae muchos efectos colaterales, los comunes de la quimioterapia como malestar general, caída del cabello, pérdida de peso y vómitos, son tan severos que hacen que muchos pacientes tengan que descontinuar”, explicó hoy a Télam Jorge Montanari, investigador del CONICET en el Grupo de Biología Estructural y Biotecnología de la Universidad Nacional de Quilmes.
Montanari, que lideró el equipo de investigación cuyos resultados fueron publicado por la revista International Journal of Pharmaceutics, indicó que mediante la introducción de esa droga en un sistema a escala nanométrica, algo tan pequeño como la mil millonésima parte de un metro, se avanzó en que, al tratarse ahora de un tópico como un crema, el paciente tomará mucha menos droga.
“Ahora se va a poner en crema y como es mucha menos cantidad lo que se necesita también podría tener un impacto menor en los costos y efectos. Tendrá más eficacia con mucho menos costo y efectos colaterales”, dijo el especialista a Télam.
En ese sentido, remarcó que se reducirían enormemente los efectos colaterales “porque se ataca puntualmente la zona enferma y no el resto del organismo sano”.
La pastilla que se comercializa actualmente se toma por boca, con lo cual el fármaco se distribuye a todo el cuerpo: tejidos grasos, fluidos, órganos, afectándolos seriamente.
Los autores del estudio lograron hacer que llegue directamente hasta la zona donde se encuentra el tumor por vía tópica con ventajas: “Empleando 2.500 veces menos de droga que la proporción que se utiliza en una cápsula, alcanzamos el doble de concentración del principio activo”, sostiene el estudio.
A pesar de lo favorable de las conclusiones, el grupo enfatizó en que “los tiempos de la ciencia son lentos”.
“Es cierto que el hecho de trabajar con una droga que ya está probada es un punto importante, pero para que este logro eventualmente llegue a ser un tratamiento disponible en farmacias falta mucho tiempo”, señalaron.
Montanari señaló en ese sentido que “normalmente un fármaco puede tarda hasta 10 años en llegar a las farmacias, y que, en este caso, la ventaja es que el principio activo ya esta comercializado en farmacias así que creemos en que pueda estar allanado el camino”.
Por otro lado, aclaró que se llama cáncer “a un conjunto enorme de enfermedades muy distintas que tienen algunos procesos en común, pero esto no apunta a una cura universal y mágica”.
“Cada tipo de cáncer tiene un origen y un tratamiento diferente y este resultado es muy relevante, esperanzador e interesante, ya que, -consideró- no existe la cura de cáncer como tal, pero alivia el tratamiento de un tipo de cáncer”, especifico el investigador