Buenos Aires vacunó 100.000 personas por día contra el coronavirus en la última semana

El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo hoy que en la provincia «se han vacunado más de 100.000 personas por día» contra el coronavirus durante la última semana, pero advirtió que aún los casos están por arriba de los números previstos.
El viceministro aseguró que el cierre de nueve días dispuesto por el Gobierno nacional ha tenido «un efecto elocuente», donde «vemos un descenso de casos que continúa», pero que «todavía la cantidad de infectados sigue estando por arriba de los números previstos para Argentina y el mundo».
Con respecto al plan de vacunación contra el coronavirus en la provincia de Buenos Aires, estimó que toda la semana pasada se han vacunado más de 100.000 personas por día, y que según un estudio realizado en la provincia «con una dosis de Sputnik vemos un 79% de reducción de contagio».
A su vez, remarcó que la letalidad, es decir, la cantidad de fallecidos del año pasado era de 3.5 y este año es de 1.5 en la Provincia de Buenos Aires, debido a la vacunación de las personas mayores de 60 años.
«No son el grupo que más está ocupando las camas de terapia y eso es el efecto que se empieza a ver de las vacunas», señaló.
En diálogo con Radio Urbana Play, el funcionario hizo referencia al caso de María Castellón, la enfermera de 34 años que prestaba servicios en el hospital porteño Santojanni, que había recibido las dos dosis de la vacuna Sputnik V pero que murió el viernes pasado de Covid-19.
«Son casos excepcionales, no es que porque estés vacunado estás completamente protegido. Yo que recibí las vacunas hace un tiempo usó el barbijo y me sigo cuidando, uno se puede enfermar ya que en medicina nunca existe el 100 por ciento. En un procedimiento quirúrgico, por más leve que sea, nos hacen firmar un consentimiento porque se puede complicar aunque sea uno en mil», explicó.
En cuanto a la circulación de las nuevas cepas, Kreplak comentó que en Argentina «no está circulando la variante original que produjo la epidemia del año pasado», esta fue reemplazada por la de Gran Bretaña, luego la de Manaos y una más regional que se llama Andina, «que son más contagiosas».
Hizo hincapié, además, en que la variante proveniente de la India y también la sudafricana «no ha llegado a nuestro territorio» pero que «son las que más preocupan porque tienen una modificación en la proteína activa, que es contra la que actúan las vacunas teniendo menos efecto en los anticuerpos, pero esto está en proceso de estudio» resaltó.
También se refirió a la discusión por las clases presenciales y afirmó que «fue una decisión que nos costó mucho tomar, la planificación pedagógica y lo que conlleva las actividades virtuales requiere tiempo» y señaló que «el acompañamiento que tiene la educación se tiene que preservar lo mejor posible y no se puede una semana abrir, una cerrar porque eso genera muchas complicaciones».