Científicos de La Plata desarrollaron un dispositivo interactivo para navegar por un sitio arqueológico

El Conicet y la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) desarrollaron una pantalla táctil que se instaló en el museo de El Shincal de Quimivil, una antigua ciudad inca de fines del siglo XV, para que los visitantes puedan explorar en 3D las ruinas catamarqueñas, se informó en un comunicado.
El “tótem”, como lo llaman sus creadores, ya se encuentra instalado en la entrada del museo de El Shincal, y comenzará a funcionar una vez que finalice la cuarentena por coronavirus.
El dispositivo electrónico táctil interactivo contiene información variada sobre distintas estructuras de piedra que fueron reconstruidas en tres dimensiones (3D) con fines de investigación y conservación en el marco de un proyecto de la UNLP.
Se trata de un escaneo láser realizado sobre 5.600 hectáreas en 2016 y 2018 por aire y tierra sobre el sitio El preShincal de Quimivil, un importante centro administrativo y ceremonial ubicado cerca de la ciudad de Londres, en Catamarca, que perteneció a los incas entre fines del siglo XV y comienzos del XVI sigue generando resultados
El proyecto tiene como director y codirector a Daniel Del Cogliano y Reinaldo Moralejo, profesional e investigador del CONICET en la Facultad de Ciencias Astronómicas y Geofísicas y la Facultad de Ciencias Naturales y Museo, respectivamente.
Con imágenes en detalle acompañadas por fotos de las ruinas e información escrita y gráfica, el dispositivo exhibe diferentes estructuras de acuerdo a cómo fueron reconstruidas virtualmente en el marco del proyecto.
El aparato permite manipularlas con los dedos, girándolas para verlas desde distintos ángulos, adentrarse en ellas, acercarse o alejarse, y acceder a datos y curiosidades sobre cada una.
Las piezas en cuestión son el ushnu, una plataforma ubicada en el centro de la plaza principal de El Shincal, frecuentemente ocupada por gobernantes y sacerdotes; las kallankas, que eran grandes edificios rectangulares a manera de galpones donde se realizaban diversas actividades; y varias construcciones llamadas kanchas, algunas residenciales y otras utilizadas como templos.
Cada una aparece como un ícono sobre un modelo digital del sitio completo, y pueden seleccionarse haciendo click sobre ellas.
“Si bien las estructuras elegidas ya se conocían, no todas están dentro del circuito guiado establecido una vez que se ingresa al predio. El tótem permite, además, verlas enteras y despejadas, es decir sin la presencia de personas o de vegetación que las tapen”, señaló Del Cogliano.
Los responsables de la herramienta destacaron el valor que guarda pensando en quienes, debido a una dificultad física o de salud no pueden hacer todo el recorrido a pie, teniendo en cuenta que es extenso y que en esa zona predominan las temperaturas altas.