Cinco lugares imperdibles que el turista debe conocer de Alemania

El Parque Nacional Selva Negra, el Castillo de Wartburg, el mercado del chocolate Tubinga, el parque de atracciones Ravensburger Spieleland y el casco antiguo de Düsseldorf encabezan la lista de lugares imperdibles para visitar en Alemania, según el ranking anual elaborado por el Centro Nacional de Turismo de ese país.
En los últimos años, Alemania se ha convertido en uno de los cinco principales destinos turísticos de Europa para los argentinos, según destacan desde ese organismo con sede en Frankfurt am Main, patrocinado por el Ministerio Federal de Economía y Energía, encargado de desarrollar y difunde estrategias y productos turísticos alemanes.
Destino ideal para el turismo aventura y el deporte, el parque de Baden-Wurtemberg, ubicado dentro del Parque Natural de la Selva Negra, es un área de 10.000 hectáreas que brinda atractivas vistas panorámicas desde sus montañas de más de 1.000 metros de altura sobre la Fosa Renana y las sierras de la Selva Negra.
El viajero podrá disfrutar de la belleza de centenarios bosques protegidos e inmensurables montañas en un lugar que tiene la singularidad de poseer algunas áreas que han podido seguir evolucionando sin que la mano del hombre haya intervenido desde hace más de 100 años.
En las afueras de la ciudad de Eisenach, a medio camino entre Frankfurt y Hannover, se encuentra el castillo de Wartburg, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1999, donde Martín Lutero tradujo el Nuevo Testamento al alemán.
Monumental e imponente, este palacio del siglo XII es considerado entre los castillos mejor conservados del medioevo alemán en el que destaca su fastuosa sala de espejos.
Para los amantes del chocolate nada mejor que acercarse al “ChocolArt de Tubinga”, un mercado que reúne a 100 excepcionales chocolateros internacionales procedentes de África, América del Norte y del Sur, así como de Europa, que rinden homenaje a la semilla del cacao ante el pintoresco marco del casco antiguo de Tubinga.
Delicados bombones, chocolate extrafino elaborado a mano, reparadores masajes con chocolate, degustaciones de selecto chocolate, creativos cursos de elaboración de bombones, pintura artística con cacao, lecturas inspiradoras y un excepcional teatro de chocolate, son varias de las propuestas que ofrece este mercado único en su tipo.
Otro de los destinos que se ubican entre los preferidos del turismo extranjero que visita Alemania es el Parque de atracciones Ravensburger Spieleland, un paseo para la familia, de aventura, juegos y acción junto al Lago de Constanza.
El parque en la Alta Suabia, ubicado entre Ravensburg y el Lago de Constanza, alberga en sus casi 25 hectáreas, el “cuarto de juegos” más grande del mundo y es un destino ideal para las familias con niños a partir de los tres años de edad.
En el lugar los pequeños pueden ir a gran velocidad por la pista de Bob, participar en el rompecabezas gigante o deslizarse por un tobogán acuático de 60 metros de longitud en turbobotes.
En total cuenta con siete zonas temáticas con más de 60 atracciones que incluyen laberintos, el espacio “Future World” para explorar el paisaje lunar como astronautas, y un juego de memoria en helicópteros, entre otras propuestas.
Para aquellos que gustan de descubrir los secretos y atractivos de la Europa Medieval, el casco antiguo de Düsseldorf es el lugar perfecto que ofrece todo lo necesario para cumplir con esa aventura a orillas del río Rhin.
Aunque su “barra más larga del mundo” es uno de los atractivos más conocido de la ciudad por la mayoría de los viajeros, el casco antiguo tiene mucho más para ofrecer.
En un área pequeña ofrece una gran cantidad de antiguas y nuevas obras emblemáticas de la arquitectura, lugares culturales de encuentro, posibilidades para ir de compras, monumentos históricos y por supuesto, el popular paseo a orillas del río.
En ese espacio se realizan fiestas y celebraciones, como el Festival Japonés, la Ruta de los Libros, Kermés y Halloween, y el Rally de Jazz.
El 2018 será el año de la cultura gastronómica y arte culinario alemán, por lo que, además de las itinerarios mundialmente conocidos, será una buena oportunidad para conocer aquellos rincones que esperan ser visitados por los turistas de todo el mundo.