Con el abogado Daniel Sabsay a la cabeza, una multitud pidió reformas en la Justicia

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay encabezó hoy un multitudinario acto frente al Palacio de Tribunales para criticar a la justicia federal, reclamar reformas en el Poder Judicial y cuestionar fallos recientes que excarcelaron a imputados por delitos de corrupción.
Con el cántico identificado con el gobierno de Cambiemos, “Sí se puede”, una multitud asistió a la “Marcha por la transparencia y eficacia de la Justicia” y acompañó con aplausos el discurso de Sabsay cuando declaró que la liberación del empresario Cristobal López fue el detonante para la convocatoria de hoy en Plaza Lavalle, frente al Palacio de Tribunales..
Fue allí que apuntó contra los camaristas Jorge Ballestero y Eduardo Farah, a quienes acusó de “recaratular la causa poniéndole un salvoconducto para que no tengan condena ante semejante latrocinio de entre 8.000 y 20 mil millones de pesos”.
“No hay República sin justicia”, advirtió el abogado, que celebró el arresto en Brasil del ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva, y advirtió que mientras en el país vecino “la investigación por el Lava Jato llevó dos años, en Argentina las causas de corrupción tienen un promedio de más de diez”.
A renglón seguido mencionó los resultados de una auditoría del Consejo de la Magistratura sobre las causas por corrupción tramitadas en todos los juzgados federales del país y sostuvo que sólo “el diez por ciento de las causas llegan a procesamientos”.
En la manifestación, a la que asistieron los diputados de Cambiemos Waldo Wolff y Marcela Campagnoli; el titular del Colegio de Abogados porteño, Guillermo Lipera, (de buen vinculo con el asesor presidencial José Torello), y el ex consejero de la Magistratura Alejandro Fargosi, sobresalieron decenas de banderas argentinas y carteles con leyendas “¡Justicia vendida!”, “¡Jueces corruptos!”, “¡Justicia federal vergüenza nacional!”.
“Ley de Lesa Humanidad inexistente en el siglo XX” y “Libertad a los militares presos: no violaron la ley” y “Justicia por Nisman”, fueron otras de las consignas gráficas que levantaron los asistentes a Plaza Lavalle, hasta donde también de acercó la mediática Natacha Jaitt, asediada por pedidos selfies de parte de los asistentes.
Sabsay expresó la necesidad de impulsar una reforma al Consejo de la Magistratura porque -dijo- ese cuerpo no cumplió su objetivo de “despartidizar” la designación y remoción de jueces, y reclamó que se dupliquen el número de juzgados federales para terminar con la “concentración de poder fenomenal” de los magistrados que habitan los Tribunales de Comodoro Py que “colapsan” y dan la “excusa para no avanzar”.
“Yo creo que hay que trabajar sobre nueva ley. Dar patas arriba modificar absolutamente todo”, dijo el consitucionalista, que puso en el Parlamento la “responsabilidad” de realizar una reforma judicial, y agregó: “Si el Congreso mira para otro lado y no trabaja no va a ver reforma”.
Sabsay elogió el “excelente” proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura bonaerense, enviado por el gobierno de María Eugenia Vidal a la Legislatura, “un modelo a replicar en otras provincias y en la Nación”.
La marcha, convocada a través de las redes sociales y organizada por el Colegio de Abogados y las Cámara Argentina de Comercio (CAC), tuvo a Sabsay como su principal promotor con tuits en los que reclamaba “que se modifique el Consejo de la Magistratura, se dupliquen los juzgados federales penales y cambios en los códigos procesales”.
También frente Tribunales, pero en 2013, se había realizado una movilización similar en rechazo a la “Democratización de la Justicia” y entre sus asistentes figuraron el entonces jefe de gobierno porteño -hoy presidente- Mauricio Macri; la vicepresidenta Gabriela Michetti, el ex titular de la UCR, Mario Barletta y otras figuras de la oposición de entonces.
Bajo la consigna “en defensa de una justicia independiente”, ese año los dirigentes firmaron un documento de rechazo a lo que describieron como un “intento de control de la Justicia” por parte del gobierno de Cristina Kirchner.
“Hace años abogados argentinos nos acostamos en la escalinata de Facultad de Derecho y cada uno con su constitución pidió que hubiera justicia. Esto contribuyo detuvieran la mal llamada ley de democratización de la justicia”, recordó Sabsay.
En otro tramo de su discurso, Sabsay planteó la necesidad de “rever la política abolicionista que ha generado cantidad de muertes” y reclamó “privilegiar al victimario y no a la victima porque el victimario desde que comete el delito tiene la protección de todo el estado, defensor, la victima no, muchas personas no tiene medios y quedan desprotegidos”.
Hacia el final del acto -que cerró con la entonación del himno nacional- el jurista se refirió acceso a la justicia y sostuvo que para “amplios sectores, los más vulnerables, la justicia no existe porque no pueden acceder para que se defiendan sus derechos”.