Con una función solidaria, abrió anoche el autocine de Tandil

El autocine del municipio bonaerense de Tandil fue inaugurado anoche con una función a beneficio del Banco de Alimentos de ese distrito para que los vecinos puedan disfrutar de películas en el marco de la pandemia de coronavirus, manteniendo las medidas y cuidados sanitarios vigentes para evitar la propagación de la enfermedad.
Así lo confirmó hoy a Télam el ingeniero Alejandro Bonadeo, uno de los creadores de la propuesta, quien detalló que en el predio ubicado en la calle Don Bosco al 1439 se instaló una pantalla inflable móvil sobre una tarima que tiene la altura suficiente para que los 140 vehículo que caben en el lugar se ubiquen en filas de modo tal que no obstruyan la visión de los restantes.
«Anoche, con una función solidaria, se proyectó ‘El plan divino’, protagonizada por dos actores tandilenses: Víctor Laplace y Javier Lester», contó Bonadeo y detalló que se cumplieron con todas las normas y protocolos indicados por las autoridades sanitarias en el marco de la pandemia.
Así, las entradas para la película fueron adquiridas por medios electrónicos, se dispuso de distancia entre los autos y se garantizó que las personas permanezcan en todo momento dentro de los autos.
«Antes del comienzo de la película, las personas pedían por WhatsApp pochoclos, panchos, papas fritas, choripanes o gaseosas, consignando marca y patente del vehículo y nuestro personal lo acercaba hasta el auto para que nadie deba bajarse y se respete el distanciamiento», explicó.
Asistieron a la primera función del autocine Las Palmeras unos 50 vehículos y para las funciones del próximo fin de semana ya se vendieron entradas para 100 autos.
Con el propósito de no invadir el medioambiente, el audio de las películas se recibió mediante a radio FM 106.5, que los vecinos debieron sintonizar.
El predio está rodeado por una calle que es utilizada para organizar el ingreso y egreso, y se marcaron los lugares donde deben ubicarse los automóviles.
Si bien Tandil se encuentra en fase 5, continúan prohibidas las actividades que signifiquen la reunión de muchas personas, por el riesgo que implica para la propagación del virus.
Por eso, Bonadeo expuso que «la iniciativa apunta a que los vecinos se acerquen, vean una película y que luego se retiren sin haberse bajado nunca del auto».