Críticas al Gobierno y optimismo para 2019 en un asado de gobernadores del PJ

Un grupo de gobernadores peronistas compartieron un asado en Tucumán donde cuestionaron al gobierno nacional, unificaron criterios respecto al pedido de apoyo financiero al Fondo Monetario Internacional (FMI) y expresaron su optimismo de cara a las elecciones del próximo año para derrotar a Cambiemos.
El mandatario tucumano, Juan Manzur, fue anoche el anfitrión en su casa, donde concurrieron los gobernadores Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Domingo Peppo (Chaco) y Sergio Casas (La Rioja), en la previa de la reunión plenaria de la Zona de Integración del Centro Oeste de Amércia del Sur (Zicosur), que se realizó hoy en esa misma provincia.
Sin fotos protocolares ni declaraciones a los medios, Télam pudo reconstruir el encuentro a través de allegados a los mandatarios justicialistas que proponen impulsar un espacio peronista diferenciado al kirchnerismo para construir un proyecto de gobierno alternativo a Cambiemos.
Manzur, Urtubey, Schiaretti, Peppo y Casas forman parte del grupo de los gobernadores justicialistas que tienen una relación dialoguista con la administración de Mauricio Macri, y en varias oportunidades han colaborado, por medio de los votos de sus senadores y diputados nacionales, para que el Gobierno pudiera aprobar varias leyes claves, lo que los diferenció de la postura adoptada por otros líderes peronistas, como la ex presidenta Cristina Kirchner.
No obstante, los mandatarios del PJ coincidieron en criticar las políticas económicas implementadas por el gobierno nacional desde su asunción y realizaron una “radiografía crítica de la economía nacional, de las provincias y de los municipios”.
“Las cuentas están muy complicadas y falta federalismo en la distribución de los recursos”, remarcaron, según pudo saber Télam.
Otro de los puntos en que hicieron eje fue en el pedido de ayuda financiera al FMI por parte del Gobierno y, al respecto, también se pusieron de acuerdo en respaldar en cierta medida esta iniciativa, pero con “la misión de defender el presupuesto de las provincias” y con el objetivo claro de que “sea Cambiemos el que asuma los costos políticos de un próximo ajuste”.
Sobre las tarifas, los gobernadores están de acuerdo en que “la política tarifaria del Gobierno es errónea”, pero admiten que “el Parlamento no tendría que legislar” al respecto y por eso podrían respaldar el accionar del jefe del interbloque de senadores Argentina Federal, Miguel Pichetto, por lo que se demoraría el debate del proyecto de ley que prevé eliminar los aumentos de los servicios, que ya fue aprobado por Diputados.