Defensor Adjunto bonaerense confundió una humorada con un cacheo a un niño y se rectificó

El Defensor Adjunto bonaerense, Walter Martello, admitió haberse equivocado al denunciar un cacheo a un niño por parte de la policía, al confirmarse que una foto que circuló por redes sociales se trató de una humorada de esa práctica en estadios de fútbol.
Ayer, el funcionario precisó que investigaría los cacheos a niños que realizó la policía bonaerense antes del partido disputado por Sarmiento de Junín y Brown de Adrogué el último fin de semana, ante la posibilidad de que se hayan violado los derechos de los menores con este accionar.
“Se abrió una investigación para conocer cuál es el protocolo que utiliza la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), la Policía bonaerense y las instituciones deportivas respecto al accionar vinculado a niños y los operativos de seguridad”, dijo Martello en un comunicado.
Luego, a través de su cuenta de Twitter, aclaró públicamente que “familiares del niño al que se le realizó un ‘cacheo policial’ en Junín, admitieron que se trató de una broma, un pedido para una fotografía”.
En ese mismo sentido, el titular de la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (APreViDe), Juan Manuel Lugones, manifestó hoy que “para denunciar hay que profundizar un tema, no buscar una salida mediática”.
“Con esta denuncia lo que hicieron es subestimar al padre del niño que sólo buscó cumplir con lo que su hijo le pidió. Se trató de una broma”, aclaró el funcionario y aseguró que “no tiene sentido querer ensuciar la figura del agente que gentilmente se prestó al pedido del hombre y al juego del menor”.
En la fotografía se ve a un niño de unos 5 años con las manos en alto mientras el policía lo “revisa”.