Delegado gremial de Carrefour dijo que “No vamos a aceptar un plan de salvataje que contemple despidos”

El delegado gremial de la sucursal de Warnes del supermercado Carrefour, Mario Amado se refirió hoy al al procedimiento preventivo de crisis (PPDC) que esa cadena presentó ante el Ministerio de Trabajo y aseguró que “no vamos a aceptar un plan de salvataje que contemple despidos o reducción salarial”.
El dirigente gremial de explicó en declaraciones a radio Provincia que “en general la situación es preocupante y en nuestro particular es angustiante porque fuimos tomados por sorpresa cuando nos pidieron cerrar la sucursal” y remarcó que los trabajadores “pudimos ver que nos estaban vaciando y nos quedamos a dormir por una semana para impedir el cierre y darle visibilidad al conflicto”.
Amado expresó que “Carrefour está en una crisis global y en la Argentina los últimos tres años les dieron pérdidas” y dijo que “pese a que comprendemos que las compañías necesitan ganar dinero, no vamos a aceptar reducción salarial o despidos”.
Sostuvo que “los gerentes se juntaron con el Secretario General del gremio hace más de un mes y plantearon la necesidad de darle sustentabilidad a la empresa y para ello echar a 2700 trabajadores, el cierre de 11 sucursales y la reducción del 20% del salario, una locura que rechazamos desde las bases”.
El dirigente contó además que “hace 6 años éramos 21 mil trabajadores y 6 años después habiendo incorporado a Equi y los Carrefour express somos menos de 19 mil trabajadores”.
En torno a los motivos de la crisis financiera de la multinacional, Amado indicó que “es evidente la baja del consumo y eso por la situación del país el estancamiento en el consumo evidenciado y el otro factor es el alejamiento de Carrefour del cliente con políticas comerciales erradas”.
La merma en las ventas a causa de la retracción del consumo es uno de los argumentos sostenidos por Carrefour en la presentación ante el Ministerio de Trabajo del procedimiento preventivo de crisis.
La firma francesa es la cuarta empleadora del país con alrededor de 20.000 trabajadores.