Detienen a seis empleados del gremio Soeme por contribuir a destruir pruebas contra Balcedo

El juez federal Ernesto Kreplak ordenó detener a seis empleados del gremio Soeme, acusados de contribuir a la desaparición de elementos de prueba en la investigación por lavado de dinero contra el sindicalista Marcelo Balcedo, informaron fuentes judiciales.
Las detenciones se llevaron a cabo en cinco de los domicilios de los empleados del gremio, mientras que el sexto hombre -que no se encontraba en su vivienda- se presentó ante la Justicia al enterarse de que lo estaban buscando.
Según informaron las fuentes, en estos momentos los detenidos están siendo trasladados para ser indagados.
Los empleados de SOEME habían sido denunciados por el fiscal federal de La Plata Hernán Schapiro a partir del contenido de una serie de escuchas judiciales por lo que el magistrado abrió una causa paralela para investigar a los imputados.
Las escuchas fueron efectuadas sobre seis teléfonos de una flota que estaba a nombre de Balcedo y allí se dieron a conocer diversas maniobras para borrar pruebas y entorpecer la investigación.
Por caso, en una escucha del 29 de diciembre, la empleada del gremio Andrea Carabajal dialogó con una persona identificada como “Vanina” sobre información guardada en las computadoras del Soeme y le ordenó sacar “todo lo que tenés en la máquina de San Juan y Mendoza”.
De igual modo, el 2 de enero, 48 horas antes de la detención de Balcedo, en una llamada entre Carbajal y Diego Cataldi se registró una conversación en la que la mujer planteó: “Dieguito, te hago una pregunta. Mirá que el contador me dijo que borres todo, todo, todo… O sea que si me decís que mandaste algo alguna vez, me lo vas a tener que mandar todo de vuelta”.
El ex secretario del Soeme está detenido en Uruguay desde el 4 de enero pasado a raíz de una causa por lavado de dinero y asociación ilícita en la que se investiga el vaciamiento del gremio, que tramita en el juzgado federal de La Plata, a cargo de Kreplak.
También fue detenido en Argentina Mauricio Yebra, mano derecha y presunto testaferro de Balcedo, quien fue procesado con prisión preventiva por el magistrado.
Balcedo fue detenido en una lujosa chacra en el balneario uruguayo de Piriápolis, con una importante cantidad de dinero en su poder, así como armas de fuego y numerosos autos de lujo que no estaban registrados ni declarados ante los organismos correspondientes.
Más tarde, se encontraron más de 7 millones de dólares en cajas de seguridad que el sindicalista y dueño del diario platense Hoy tenía en Uruguay.