Diputados eliminó contribución municipal de tarifas de luz y habilitó a comunas bonaerenses a cobrar una tasa a las empresas

La Cámara de Diputados bonaerense eliminó hoy una contribución del 6% en las tarifas de luz y del 4% en las de agua y cloacas, que estaban incluidas en las facturas de esos servicios y eran destinadas a los 135 municipios de la provincia de Buenos Aires, aunque facultó a las comunas a que puedan cobrarle una tasa a las empresas prestatarias de esos servicios.
La iniciativa, que será sancionada hoy mismo en la Cámara de Senadores, se logró en base a un acuerdo al que llegaron Cambiemos, el Frente Renovador y la bancada del justicialismo Unidad y Renovación referenciada con los intendentes peronistas del conurbano.
El proyecto que envió la gobernadora María Eugenia Vidal y que había sido aprobado en el Senado, reducía la contribución al 0,01% con lo que vedaba la posibilidad de que los municipios pudieran aplicar una tasa.
La nueva iniciativa fija esa contribución en 0%, lo que implica que “cada municipio podrá aplicar el gravamen o derecho municipal que corresponda”, pero no podrán exceder el 6% de las entradas brutas en el caso de la de las distribuidoras eléctricas, y el 4% en el de los servicios de agua y cloacas.
La eliminación de la contribución municipal en las boletas de luz y agua eran parte de un paquete de medidas diseñado por la gobernadora Vidal para reducir la presión impositiva en las facturas de los servicios que pagan los bonaerenses.
La gobernadora -vía decreto- eliminó de las tarifas de luz un 15,5% de dos fondos específicos que recaudaba la provincia; un 6% de la tarifa de gas y otro 3% de la tarifa de agua pero también impulsó que se eliminen las contribuciones que perciben los municipios.
Durante el debate, el titular de la Comisión de Presupuesto, el oficialista Marcelo Daleto explicó que “el retraso tarifario en la Argentina está claro” y sostuvo que es necesario “bajar los impuestos mientras se recupera la matriz energética”.
Sostuvo que “por decisión de la gobernadora Vidal” han podido bajar impuestos, pero para eso había que tener un estado ordenado porque no cobrar esos impuestos tiene un costo fiscal para la provincia de 3.000 millones de pesos”.
“Hoy tratamos la contribución municipal que es una manera de bajar la tarifa pero entendíamos el costos fiscal que trae a los municipios. Escuchamos a los intendentes y por eso se modificó el proyecto”, dijo al hacer referencia a la posibilidad de que las comunas le cobren una tasa a las prestadoras.
Para la diputada del Frente Renovador, Valeria Arata, con esta modificación “logramos que las empresas sean las responsables de pagar el 6 por ciento y los municipios tienen la facultad de cobrar estos derechos”.
“Avanzamos porque hoy la contribución la pagan los empresarios y no los usuarios”, dijo aunque reclamó que se trate también el proyecto de “tarifas limpias para que el usuario sepa cuál es el valor de la tarifa” y pidió que el gobierno nacional que baje el Impuesto al Valor Agregado (IVA).
En tanto, desde Unidad Ciudadana el diputado Avelino Zurro reclamó hacer una sesión especial para tratar todos los proyectos sobre tarifas y consideró que el problema “no es el 6% sino el brutal aumento de las tarifas”.
En igual sintonía se pronunció su par de bancada, Walter Abarca quien aseguró que en la provincia “las tarifas aumentaron hasta un 1200%” y reclamó revisar las ganancias de las empresas eléctricas “que hoy son las que más ganancias obtienen y cotizan más que los bancos”.