“El fallo del conflicto docente es salomónico y avala a la provincia”, dijo un ministro de Vidal

El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, consideró hoy “salomónico” al fallo que obliga a aplicar la cláusula gatillo por inflación hasta que se firme un nuevo acuerdo salarial entre el gobierno bonaerense y los docentes, y afirmó que “avala en gran medida todo lo que viene haciendo la provincia”, en relación a los salarios de los maestros.
“El fallo avala lo que viene haciendo el gobierno desde el primer día: la Justicia dice en primer lugar que no ha habido mala fé al negociar, y en segundo lugar plantea que no habido falta de información, que no hubo negociación desleal porque ha habido al menos 7 u 8 propuestas, inclusive alguna con modalidad semestral”, explicó el ministro en diálogo con Télam.
Villegas señaló que la resolución conocida ayer, además, dice que no corresponde el pedido global de retroactividad del acuerdo de 2017 pedido por los gremios, porque ese acuerdo fue firmado con fecha de caducidad el 31 de diciembre de 2017, “con una cláusula que expresamente pidió Roberto Baradel (secretario general de Suteba) que decía que vencía el 31 de diciembre de 2017”.
“Con lo cual -remarcó Villegas- el tribunal ha dicho que no hay mala fe al negociar, que no hubo falta de información porque toda la información se entregó, que no corresponde la retroactividad global del año 2017, y cuando habla de la cláusula económica automática prevista en el convenio de 2017 hace referencia a una actualización semestral que la Provincia viene haciendo de modo más beneficiosa”.
En su resolución, el Tribunal Nº 4 reconoció que el gobierno provincial ya realizó adelantos a cuenta del futuro aumento para que los maestros no pierdan poder adquisitivo frente a la inflación, aunque planteó que, de no haber acuerdo paritario, en julio deberán ajustarse los salarios en función del IPC que dé a conocer el Indec.
Para el ministro, esto es “algo abstracto” ya que consideró que la provincia de Buenos Aires “lo está haciendo de un modo más beneficioso que el modo que el propio fallo establece”.
“El fallo habla de ajustes semestrales, y si miramos la evolución de la inflación a la fecha es del 11,9 por ciento aproximadamente, y la evolución de los salarios docentes esta en el orden del 10 por ciento, con una salvedad, en el mes de enero cuando la inflación fue del 1,8 por ciento, el Gobierno dio un 5 por ciento, en marzo dio un 3, acumulando un 8 por ciento, y en mayo dio un 2 consolidando un 10 por ciento”, remarcó.
En su análisis, el ministro consideró que “el fallo es un fallo salomónico, más político que técnico-jurídico que termina avalando lo que la Provincia viene haciendo”.
“Las cifras que damos están consolidadas, no son bonos, nunca dimos bonos, las cifras son a cuenta de las paritarias que estamos negociando, son aumentos que consolidan el salario a todas las categorías”, dijo en relación a las declaraciones vertidas desde los gremios que cuestionaron el pago a cuenta del gobierno.
En cuanto a una próxima convocatoria, reconoció que seguirán “discutiendo con los gremios”, pero no adelantó fecha.
“Seguramente vamos a convocarlos en una fecha que no está definida, haremos alguna propuesta, como hicimos hasta ahora, por instrucción de la gobernadora (María Eugenia Vidal); si no nos podemos poner de acuerdo seguiremos dando anticipos que eviten que el salario del docente pierda contra la inflación como ha venido ocurriendo en todo este semestre, por eso los paros que han hecho el Frente Gremial Docente han ido a la baja”, opinó.
En esa línea, dijo que para una futura convocatoria deberán analizar “la evolución de la inflación, ver la evolución de la recaudación de la provincia y en función de eso estructurar alguna tipo de oferta o alternativa de salida para un cierre; en el mientras tanto del mes a mes, lo importante es que los docentes bonarenses, a pesar de ser un año más complejo de lo que se esperaba inicialment, no vayan perdiendo contra la inflación”.
Al ser consultado sobre una apelación del fallo en la Suprema Corte provincial, el ministro señaló: “No es algo que estemos analizando mas allá de algún aspecto técnico menor, porque para mi el fallo es salomónico y avala en gran medida lo que está haciendo la provincia; después si se quieren colgar del fallo para hacer títulos, medidas o banderazos es otra cuestión”.
Por otro lado, en relación al acuerdo que ayer logró el gremio de Camioneros, que lideran Hugo y Pablo Moyano, de un aumento salarial de 25% más un bono de fin de año y cláusula de revisión, Villegas señaló que se trata “más de una conferencia de prensa con carácter político que sindical gremial”, ya que, advirtió, “mientras que por un lado Camioneros dice a la inflación estará arriba de un 30 % cerró un trato al 25 por ciento”.
Y, finalmente, puntualizó: “Todo tiene que asentarse en los próximos meses cuando salgamos de esta coyuntura de turbulencia y retomemos el ritmo normal de negociación salarial, que en Argentina tiene diversas fechas, y en función de eso veremos cómo se comporta el mercado laboral en esa materia”.