El Gobierno oficializó los decretos que suspenden los traslados de los jueces federales

El Gobierno nacional dejó hoy sin efecto, a través de tres decretos, los traslados de los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, que deberán regresar a sus juzgados originales luego de que ayer se expidiera el Senado de la Nación en ese sentido.
Como parte del trámite, el Consejo de la Magistratura notificó hoy a la Cámara Federal de Casación, autoridad administrativa de los jueces federales, la decisión del Senado de suspender los traslados dispuestos en 2018 por un decreto del entonces presidente Mauricio Macri.
El decreto 750/2020, que deja sin efecto el 278/2018, establece que el traslado de Bruglia del Tribunal Oral Federal 4 de la Capital Federal a la sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal «no había completado el procedimiento» previsto en la Constitución Nacional, «ni se ajustaba a los parámetros estatuidos por la Corte Suprema en las Acordadas 4/18 y 7/18».
De la misma forma, el decreto 751/2020 suspende el 902/18, que dispuso el traslado del juez Germán Castelli del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, en la provincia de Buenos Aires, al Tribunal Oral Federal 7 de la Capital Federal.
Finalmente, el decreto 752/2020 deja sin efecto los 438/10 y 835/18 que dispusieron el traslado del juez Pablo Bertuzzi del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de La Plata al Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 de la Capital Federal, y de éste a la sala I de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional Federal.
Entre sus fundamentos, el Ejecutivo señaló que la Constitución establece «un único mecanismo para el nombramiento de los jueces federales» en base a «una propuesta vinculante en terna del Consejo de la Magistratura, con acuerdo del Senado, en sesión pública».
La medida que inició el Consejo de la Magistratura en julio, con la revisión de los traslados irregulares, a instancia del consejero representante del Poder Ejecutivo, Gerónimo Ustarroz, se completó ayer con la definición del Senado y hoy con la instrumentación del Gobierno mediante los tres decretos que suspenden los traslados de los magistrados.
El mecanismo para designar jueces federales requiere un tratamiento complejo consagrado en el artículo 99, inciso 4, de la Constitución Nacional, que inicia el Consejo de la Magistratura con la convocatoria y evaluación de los antecedentes y condiciones de los postulantes.
Primero la comisión de Selección y luego el pleno del Consejo define ternas para elevar al Poder Ejecutivo, en base a la carrera profesional, antecedentes académicos, exámenes y una entrevista personal, todos estos pasos que se ejecutan de manera pública.
En base a la terna vinculante que le eleva el Consejo, el Poder Ejecutivo elige al candidato cuyo pliego traslada al Senado para que obtenga, o no, el acuerdo de la Cámara Alta.
Los tres jueces con sus traslados cuestionados decidieron no presentarse a la convocatoria de la comisión de Acuerdos del Senado ante la convicción de que eran víctimas de un «ataque prepotente y coordinado», como sostuvo Castelli en una entrevista con un canal de noticias.
El presidente del Consejo, Alberto Lugones, evaluó hoy en declaraciones radiales que «ante la obligatoriedad que tenían de presentarse ante el Senado para revalidar su título, ellos deciden no hacerlo y al no presentarse manifiestan su voluntad de no cumplir con la Constitución».
Bruglia y Bertuzzi dirigieron hoy una misiva al presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, solicitando una «licencia de carácter extraordinario» hasta tanto la Corte resuelva sus planteos pendientes de resolución y denunciando el «acto ilegal y de suma gravedad institucional» que implica la suspensión de sus traslados.
En tanto, Castelli pidió al máximo tribunal que “resuelva de manera urgente” la medida cautelar que presentó para evitar le suspendieran su traslado al TOF 7 y volvió a denunciar en la presentación la “gravedad institucional” que según su mirada implica volver a su tribunal de origen.
El lunes pasado, la Corte resolvió no hacer lugar al pedido de «tratamiento urgente» de Bruglia y Bertuzzi pero todo indica que el máximo tribunal entenderá en los planteos de los jueces o al menos es lo que anticipó Rosenkrantz la semana pasada cuando señaló que se analizarían con «muchísimo detenimiento» sus presentaciones.