El ministro Frigerio dijo que el gobierno no quiere “influir” en el debate sobre el aborto en el Congreso

El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, sostuvo hoy en Santa Fe que el Poder Ejecutivo no quiere “influir en lo que terminen decidiendo los representantes del pueblo en el Congreso” sobre el proyecto para ley sobre interrupción voluntaria del embarazo.
“Queremos que sea un debate serio, responsable y que podamos llegar a tener por lo menos una primera conclusión del debate en la Cámara de Diputados y, si se diera, terminar de discutirlo en la Cámara de Senadores”, indicó el funcionario.
Frigerio participó esta tarde junto al intendente santafesino José Corral de la inauguración de un edificio NIDO-Escuela de Trabajo en el barrio Coronel Dorrego de la capital provincial, que forma parte del Plan Nacional de Hábitat y demandó una inversión de más 8 millones de pesos.
El ministro pidió que el debate se dé “con total independencia y total libertad, como corresponde a un tema tan sensible como este”.
Frigerio sostuvo que desde el gobierno se promovió el debate “porque entendemos que no hay un tema que no se pueda debatir y discutir de cara a la sociedad y en el lugar que corresponde, que es el Congreso de la Nación”.
“Eso, independientemente de la posición personal que tenga el presidente (Mauricio Macri) y cada uno de los que integran el equipo del presidente”, añadió.
Para el funcionario, “lo importante es que estos temas se debatan de cara a la sociedad y podamos llegar a un acuerdo. Este es un tema que ha sido tabú durante mucho tiempo y nosotros no tenemos temas tabú, hoy la discusión está en el lugar que corresponde”.