El streaming acaparó el 50 por ciento del consumo de música en Gran Bretaña en 2017

La escucha en streaming (directamente de internet sin descarga previa) en 2017 implicó 50,4 por ciento del consumo de música en Gran Bretaña, informó hoy la asociación de la industria discográfica BPI.
En su balance anual, la entidad constató que el año pasado hubo “la asombrosa” cifra de 68.100 millones de escuchas en continuo a través de plataformas como Spotify, Apple Music o Deezer, un incremento del 51,5 por ciento respecto a 2016.
En diciembre se registró el récord de 1.500 millones de escuchas en continuo en una sola semana y se consolidó al inglés Ed Sheeran como el cantante más escuchado en todos los formatos, en especial su sencillo “Shape of You”.
Drake, Little Mix, Calvin Harris, Coldplay y Stormzy estuvieron también entre los artistas más populares de 2017, cuando el consumo total de música en todos los formatos -“streaming”, descargas o físicos como vinilo o CD- subió 9,5 por ciento respecto a 2016, hasta 135,1 millones de álbumes o su equivalente, señaló BPI.
Las ventas de vinilos aumentaron 26,8 por ciento, hasta cuatro millones de unidades, lo que sitúa a este antiguo formato, que protagonizó una recuperación en los últimos años, en valores equivalentes a los de la década del 90.
Los artistas más populares en vinilo fueron Ed Sheeran con “Divide” (quien también triunfa en CD); Liam Gallagher, con su álbum en solitario “As You Were”, y la fallecida Amy Winehouse con el clásico “Back to Black”, entre otros intérpretes.
El director de BPI, Geoff Taylor, declaró que “la demanda de música en el Reino Unido crece rápido, impulsada por grandes artistas británicos”.
Sin embargo, alertó que el sector de la música “aún no se ha recuperado” del impacto causado en parte por la transición a internet y los nuevos formatos.
“Será necesario superar los desafíos estructurales para conseguir un crecimiento sostenible a largo plazo”, advirtió.
Entre los retos futuros, Taylor citó asegurarse de que las plataformas digitales pagan equitativamente a los autores por el uso de su música y atraer inversión mediante un entorno digital seguro, con la erradicación de los portales ilegales.
También es importante garantizar que los artistas puedan hacer giras sin restricciones después del Brexit, dijo.