En fogones y con frazadas, los “pañuelos verdes” siguen su vigilia en el Congreso

Miles de mujeres y varones con pañuelos verdes que portan quienes están en favor de la interrupción legal del embarazo se agrupan en fogones y mateadas, que serpentean desde Corrientes y Callao hasta Rivadavia y Saenz Peña, en una vigilia que se prolonga, pese al intenso frío, por la continuidad del debate en Diputados del proyecto de ley sobre el aborto legal.
Arropados por frazadas y ponchos, los grupos de jóvenes pasaron toda la noche al calor de su propio debate, siguiendo las ponencias de los diputados a través de una pantalla gigante colocada en Callao y Rivadavia, con los consiguientes abucheos y aplausos.
Así lo comentaron a Télam dos jóvenes mujeres que se definieron como “hijas del 2001”: una de ellas “relativamente nueva” en el movimiento de mujeres y otra, asistente al Encuentro Nacional de Mujeres que, en 2004, nacionalizó en Mendoza la Campaña por aborto voluntario, legal, seguro y gratuito, identificada por los ahora populares pañuelos verdes.
“Empecé a salir a la calle cuando comenzaron a participar mis hijos”, contó a Télam Daniela, de 42 años, y llegada a las 18 de ayer desde la localidad bonaerense de Temperley con dos varones, uno de 16 y otro de 22.
Daniela comentó que durante la vigilia “se vivió un vibra especial toda la noche. Las chicas de Las Rojas no pararon de cantar”.
“Pase lo que pase, ya cambió la historia”, dijo la mujer, en horas en que los sondeos realizados en las últimas horas por los diputados que están a favor y en contra del proyecto sobre la legalización del aborto arrojan un mínimo margen favorable de aquellos que lo rechazan, 128 a 126, aunque entre los defensores de la iniciativa confían en que se produzca alguna ausencia o abstención que de vuelta el resultado.