Balearon a un hombre en una salidera bancaria en pleno centro de La Plata

Un hombre fue baleado hoy por dos delincuentes que lo asaltaron en la vereda de la casa matriz del Banco Provincia, en pleno centro de la ciudad de La Plata, y a pesar de la persecución policial, que incluyó un tiroteo que alarmó a los transeúntes, los asaltantes lograron huir pero sin el botín.
El hecho se registró a las 10.20 en las escalinatas del banco situado en la calle 7, entre 45 y 46, una arteria donde paran diversas líneas de micros y a metros está la Facultad de Ciencias Económicas y el Rectorado de la Universidad Nacional de La Plata.
El de hoy es el segundo robo en modalidad salidera que se registra en las últimas 24 horas en esa importante sede del banco oficial bonaerense.
Osvaldo Calcaterra (65), quien se presume se dedica a la venta de dólares en la vía pública, se retiraba de la entidad cuando fue interceptado por dos ladrones armados, quienes se abalanzaron sobre la mochila que llevaba el hombre,
Calcaterra so resistió al robo y los delincuentes abrieron fuego contra él, logrando herirlo en su brazo izquierdo, la rodilla izquierda y el pie derecho.
Tras cometer el ataque, los ladrones escaparon corriendo, lo que fue advertido por varios efectivos policiales que se hallaban en el lugar, quienes efectuaron más de una decena de disparos hacia los delincuentes, lo que ocasionó el pánico entre los transeúntes.
Uno de los delincuentes ingresó a Facultad de Ciencias Económicas, luego cruzó una calle y en las calles 48 entre 5 y 6, intentó robar un auto Volkswagen Gol Trend rojo, en cuyo interior estaban un policía vestido de civil y su esposa embarazada.
El efectivo, Matías Nahuel Calandria, (21), contó en declaraciones periodísticas: “Veo que viene un hombre corriendo, se saca una campera y saca el arma que tenía en la cintura. ‘Bajá del auto’, nos dice”.
“Cuando dice eso mi mujer embarazada se baja y sale corriendo. Yo forcejeo con él, ahí se le escapó un disparo y pude reducirlo contra el auto”, recordó el efectivo.
A pesar de esto, relató que “otro efectivo que lo venía corriendo ayudó a retenerlo adentro del auto pero después vino un teniente primero, se metió en el medio y ahí el caco lo empujó y se dio a la fuga en el auto”.
El vehículo robado fue hallado más tarde abandonado en las calles 41 entre 1 y 2 de La Plata, pero el delincuente que lo guiaba y su cómplice continúan prófugos.
Según confirmó la Policía, el robo no fue concretado, ya que en su fuga uno de los ladrones arrojó la mochila de Calcaterra, en cuyo interior encontraron cerca de un millón de pesos en billetes nacionales, dólares y euros.
El hombre baleado fue trasladado por una ambulancia del SAME al hospital General San Martín, donde quedó internado en estado de observación, según explicó a Télam el director de ese establecimiento, Alberto Urban.
El hecho es investigado por el fiscal de turno de La Plata, Juan Cruz Condomí Alcorta, quien se hizo presente en la escena para presenciar el trabajo de los peritos.
“No se pudo llevar a cabo el robo porque lo impidieron policías que hacían trámites en la mutual de Policía (cercana al banco), quienes lograron desapoderarlo del arma, pero se escapó. Se presume que actuaron más delincuentes”, confirmó el fiscal.
Fuentes policiales aseguraron que Calcaterra era un conocido “arbolito” que vendía dólares en la vía pública.
No obstante, Condomí Alcorta, sostuvo: “No puedo afirmar que al hombre que le robaron es un arbolito, aún no pude hablar con él ya que está siendo atendido”.
Los investigadores solicitaron a la municipalidad de La Plata las imágenes que hayan captado las cámaras de vigilancia local ubicadas en dichas arterias.
En el lugar se secuestraron siete vainas servidas y la pistola marca Bersa calibre 9 milímetros que el policía que forcejeó con uno de los delincuentes logró quitarle.
Ayer, un hombre de 63 años, empleado de la Legislatura bonaerense, fue interceptado por dos jóvenes en las calles 5 entre 46 y diagonal 77, de La Plata, luego que retirara de la Casa Matriz del Banco Provincia unos 36.000 pesos.
Los delincuentes arrebataron el bolso tipo morral que llevaba la víctima y escaparon.