Estudian instalar en la Catedral de La Plata un sistema se extinción de incendio sin utilizar agua

La Catedral de La Plata, construida en el siglo XIX y con un estilo neogótico similar a la de Notre Dame, evalúa instalar un sistema complejo de detección y extinción de incendios sin la utilización de agua, según confirmó la Fundación a cargo del funcionamiento y la preservación de ese templo.
Esta posibilidad adquirió relevancia tras el incendio de ayer en la catedral de París, donde parte del patrimonio arquitectónico, artístico y religioso se perdió con el incendio, como la aguja, el crucero y el transepto norte, dos tercios del techo abovedado y tres reliquias, entre éstas una de las 70 espinas de la corona de Cristo.
Una fuente de la Fundación explicó que el sistema de detección de incendios junto a una serie de obras para el mantenimiento y preservación del templo fueron pedidos al ministerio de Infraestructura bonaerense que es la autoridad titular del dominio del templo por tratarse de un patrimonio histórico provincial.
EL vocero detalló que entre los pedidos figura un sofisticado sistema de extinción de incendio para ser colocado en la zona de los entretechos donde están los sistemas eléctricos de la nave central, zonas que son consideradas críticas por los arquitectos de la Fundación.
De estilo neogótico, construida íntegramente en ladrillos, La Catedral de La Plata figura inscripta desde 1996 en los mármoles del piso de la Basílica de San Pedro, Roma, por ser una de las más grandes del mundo.
Su construcción comenzó en el año 1885, se inauguró en 1932 y en 1999 se completó la obra con la construcción de las dos torres del frente.
La Catedral platense ocupa una superficie de siete mil metros cuadrados, tiene una capacidad para siete mil personas y mide 120 metros de largo por 76 de ancho.
En 1999 cuando finalizaron las obras para completar la Catedral se evaluó instalar un sistema de rociadores de agua aunque luego se descartó debido a que el agua podía depositarse en las bóvedas de los techos y el perjuicio sería peor.
La fuente detalló que ahora “está en estudio un sistema que mezcla la aspiración del humo con el enfriamiento de la zona, aunque las obras están retrasadas por problemas presupuestarios”.
El vocero detalló que la Catedral platense se asemeja a la de Notre Dame “por su nave central a dos aguas, aunque aclaró que en el caso de la capital provincial la parte externa está recubierta en metal y no en madera como la parisina”.
El incendio en Notre Dame, cuyas causas investiga la fiscalía parisina, comenzó poco antes de las 19 (hora francesa) después del cierre al público.
La catedral, el monumento más visitado en Francia y una de las obras maestras del arte gótico, está estrechamente relacionada a la historia de Francia: fue el lugar escogido por Napoleón para su coronación como emperador en diciembre de 1804 y el escenario de las celebraciones de la liberación de París de los nazis, con un oficio religioso el 26 de agosto de 1944, entre otros importantes acontecimientos.