Estudiantes porteños evalúan tomas de colegios en rechazo a cambios en proyecto de ley sobre aborto

Estudiantes de unas 20 escuelas secundarias porteñas evaluarán durante esta mañana en asambleas tomas o pernoctes para rechazar la modificación que exige el consentimiento de un adulto para realizar un aborto a una adolescente de entre 13 y 16 años, incorporada al proyecto que se debatirá el miércoles sobre tablas en la Cámara de Diputados.
“Consideramos que la derogación del artículo que hablaba sobre la capacidad progresiva y daba la potestad de una adolescente de poder abortar atenta contra los derechos de las jóvenes, las más vulnerables en cuanto al aborto”, indicó a Télam Malena, referente del Centro del Estudiantes de la Escuela Rogelio Yrurtia.
La joven indicó que “nuestro establecimiento es el único que se encuentra tomado desde el viernes porque hoy teníamos desinfección y mañana jornada docente, entonces definimos en asamblea que íbamos a comenzar la toma el viernes para visibilizar la situación”.
“Como estudiantes tenemos además otras demandas, como la implementación de la Ley de Educación Sexual Integral (ESI) y de un Protocolo para Prevenir la Violencia de Género, de hecho el fin de semana nosotros hicimos jornadas y elaboramos un protocolo los propios estudiantes”, indica Malena.
Durante la jornada de hoy, otras 20 escuelas evaluarán cómo sumarse a la medida consensuada por la Coordinadora de Estudiantes de Base (CEB).
“Durante el día realizaremos asambleas informativas y elaboraremos la propuesta, puede ser la toma o pernoctar hoy y el miércoles acudir a la vigilia, aún no sabemos, se definirá colectivamente y después se someterá a votación”, indicó por su parte Candelaria, Secretaria General del Centro de Estudiantes del Lenguas Vivas.
La dirigente estudiantil añadió que “la idea es visibilizar nuestra posición ante la quita de este artículo” y explicó que “venimos participando de los martes verdes, tuvimos una gran presencia en el NiUnaMenos, en el 8M y son temas que nos atraviesan”.
Por su parte, en diálogo con radio La Red, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, expresó su repudio a las tomas e indicó que “estamos en contra de cualquier medida que corte el derecho a la educación y una toma es una de estas medidas, es arbitraria y descontextualizada”, indicó.
La ministra aseguró que entiende que “hay una situación social que genera un debate que tiene que ver con la discusión que se está dando en el Congreso, que moviliza, que hay espacios para discutir, pero nunca nada puede ir en contra del derecho a la educación”.
En referencia a los reclamos sobre la implementación de la ESI, la funcionaria aseguró que “cuando comenzó el año hicimos una encuesta sobre Educación Sexual Integral y le entregamos una carta de todos los contenidos que tendrían que darse en las distintas materias más allá de las jornadas especiales y esto se había cumplido según los resultados de esta encuesta”.
Sobre la toma, Acuña también expresó que “es un disparate que la Justicia no nos permita tener un procedimiento para actuar” y recordó que “cada vez que nosotros queremos hacer un procedimiento, protocolo o pautas de acción para que los adultos responsables de la institución puedan actuar, la Justicia nos lo impide”.
No obstante, la funcionaria señaló que “el viernes distribuimos a los directivos de las escuelas información con toda la normativa vigente” e indicó que instruyeron a los directivos para que “llamen a los padres y les pidan que se presenten a retirar a sus hijos, y sino que expresen que están de acuerdo con la medida y esto se deje asentado”.