Fariña quiere “reconstruir su vida a nivel personal, familiar y laboral”, informó su defensa

El imputado colaborador Leonardo Fariña informó hoy al tribunal que lo juzga junto al detenido Lázaro Báez por presunto lavado de activos, que comenzó a trabajar en el estudio de su abogado defensor porque quiere “reconstruir su vida a nivel personal, familiar y laboral”.
Lo hizo en un escrito entregado por el abogado Roberto Herrera al Tribunal Oral Federal 4, poco antes del inicio de la audiencia del juicio oral en la que continuaba con su declaración indagatoria el detenido ex contador de los Báez, Daniel Pérez Gadín.
El abogado Herrera informó que el arrepentido “se dio de alta en AFIP como empleado de su estudio” jurídico luego de decidir “unilateralmente” dejar la semana pasada el programa de Protección de Testigos e Imputados del Ministerio de Justicia de la Nación.
“Se encuentra atravesando un momento especial de su vida, quiere reconstruir su vida a nivel personal, familiar y laboral”, informó el abogado.
El fiscal ante el Tribunal Oral pidió ayer a los jueces que se coloque a Fariña una tobillera electrónica como garantía de “sujeción al proceso” tras haber cesado la custodia del Programa.
La defensa del imputado colaborador presentó el escrito luego de esa solicitud aún no resuelta por el Tribunal.
El abogado informó que a Fariña le faltan tres materias para recibirse de contador y planea iniciar estudios de derecho.
El Tribunal debe decidir sobre el pedido fiscal.
Por otro lado, la audiencia del juicio se inició en los tribunales federales de Retiro con la segunda parte de la indagatoria al detenido contador Pérez Gadín.
El acusado sostuvo que hubo un “plan sistemático elaborado desde el Gobierno” para evitar que las causas por presuntos delitos de corrupción en el kirchnerismo fueran juzgadas e investigadas juntas.
“Desde el Gobierno se evitó que las causas se trataran juntas”, dijo en alusión al juicio por supuestos delitos con la obra pública en Santa Cruz en el que el lunes último fue indagada la vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner.
“Las mentiras que están acá, no son las mismas que están en la otra causa y si las dos causas estuvieran juntas ya hubieran explotado esas mentiras”, sostuvo.
Perez Gadín está acusado del presunto montaje de la estructura de empresas off shore y apertura de cuentas bancarias en el exterior para los Báez.
“Hay relatos fantásticos que creo que Gabriel García Márquez no hubiera podido escribir”, dijo sobre las acusaciones.
“Nadie puede asegurar que el origen de los fondos es ilícito, máxime después de las últimas noticias que nos enteramos”, sostuvo el acusado por supuesto lavado de activos pertenecientes a la familia Báez.
Fariña, Pérez Gadin, Baéz y sus cuatro hijos, entre otros, son juzgados por supuesto lavado de activos provenientes según la acusación de dinero ilícito obtenido con la obra pública en Santa Cruz.