Frente a Vidal, el arzobispo de La Plata criticó la política económica del Gobierno

El flamante arzobispo de La Plata, Víctor Fernández, realizó un duro diagnóstico de la realidad económica del país, en su primer Tedeum frente a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, en la Catedral de la capital provincial.

Fernández, quien reemplazó a Héctor Aguer (jubilado recientemente), expresó durante su homilía la preocupación de la Iglesia por la situación social y económica, bajo la atenta mirada de Vidal.

“La devaluación está licuando salarios y ahorros”, sostuvo el arzobispo, quien criticó la “teoría del derrame” al asegurar que “los capitales nunca llegan” y “siempre pierden los de abajo”. Además, señaló que esa teoría trata de “fortunas que gotean como migajas que caen de la mesa de los ricos”.

Además, Fernández reclamó a la clase política que busque maneras de “ayudar a los que apuestan en el país y a los que innovan y no a los que especulan”.

Por otro lado, el arzobispo se mostró molesto con aquellos que le dicen “populista” a Francisco: “Todo lo contrario, él siempre dice que cada uno tiene que tener trabajo para dar lo mejor de sí”.