Funcionarios regresaron a Buenos Aires tras pasar más de 15 horas varados en la montaña con helicóptero

Los funcionarios e integrantes de la comitiva presidencial que pasaron más de 15 horas varados en la alta montaña de Catamarca por un aterrizaje preventivo del helicóptero en el que viajaban regresaron hoy a Buenos Aires en buen estado, mientras los seis tripulantes de la nave completaron esta tarde el descenso a pie, acompañados por gendarmes y bomberos que los trasladaron a Santiago del Estero.
Siete de los trece integrantes de la comitiva llegaron esta tarde al aeroparque porteño, entre ellos el vocero presidencial Iván Pavlovsky, quien reveló que pasaron una noche difícil porque, dijo, “se hizo imposible dormir entre el frío, el hambre, la incomodidad de no saber cuándo nos podían rescatar”.
Los trece hombres que iban en el helicóptero se alimentaron durante la noche con “un cuarto de galletita cada dos horas” y “dos sorbos ya que quedaban disponible solamente tres litros de agua”, relató Pavlovsky.
Según Presidencia de la Nación, las siete personas habían sido rescatadas con un helicóptero y llegaron al aeropuerto de la capital de Santiago donde fueron revisadas por médicos que permitieron su regreso a Buenos Aires.
En tanto, los otros seis hombres que pernoctaron en la montaña “son integrantes de la tripulación que bajaban a pie, pero bien equipados” y lograron el descenso en óptimas condiciones, tras lo cual dos funcionarios de Fuerza Aérea y la tripulación fueron trasladados a Santiago del Estero con ayuda de Defensa Civil y la Casa Militar, dijeron a Télam fuentes del operativo.
Los informantes resaltaron que “fue un éxito todo”, dado que las trece personas fueron rescatadas en buen estado de salud.
Las brigadas de rescate integradas por gendarmes, bomberos y policías asistieron a la comitiva presidencial que viajaba en el helicóptero que tuvo que aterrizar preventivamente en una zona de la alta montaña de Catamarca, e iniciaron el plan de evacuación para el traslado de los ocupantes.
Entre los primeros siete rescatados se encontraban Pavlovsky; el jefe de la custodia de Mauricio Macri, Alejandro Cecatti; el secretario privado del Presidente, Mariano Lomolino, y el encargado de manejar las redes sociales, Isidro Escalante.
También estaban en ese grupo el secretario de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Guillermo Bernaudo; el coordinador de Planeamiento y Gestión de Infraestructura Vial, Eduardo Plasencia, y el fotógrafo David Sisso.
Según fuentes oficiales, los funcionarios rescatados hicieron un trayecto a pie, con la asistencia de los rescatistas y luego abordaron un helicóptero de la Fuerza Aérea que los llevó hasta el aeropuerto santiagueño Angel Paz Aragonés.
A su llegada a Buenos Aires, Pavlovsky agradeció especialmente la tarea desplegada por los brigadistas y a los efectivos de la Fuerza.
Presidencia consignó que el piloto del helicóptero -perteneciente a la Fuerza Aérea- realizó dos intentos de aterrizaje en Río Hondo y uno en Tucumán, pero no pudo lograrlo por el peligro de “engelamiento” de las piezas vitales del aparato.
Se denomina “engelamiento” al congelamiento de las gotas que caen sobre la estructura de una aeronave en vuelo y puede afectar su desempeño. Cuando se produce un inconveniente de ese tipo las áreas más afectadas son el borde de ataque de los perfiles alares, hélices, antenas y otras partes similares.
“Ante esa situación y tomando en cuenta la posibilidad de quedarse sin el combustible necesario para cualquier maniobra, el piloto buscó una zona despejada para aterrizar, que encontró en una zona de montaña, a casi 3500 metros sobre el nivel del mar, en Catamarca, muy cerca del límite con Tucumán”, explicó un comunicado.
“Tras el aterrizaje, Cecatti utilizó un teléfono celular satelital para solicitar ayuda, tras lo cual los brigadistas iniciaron el operativo de rescate a pie en horas de la noche, ya que se reportaban malas condiciones climáticas y baja temperatura”, añadió.
Tres patrullas de rescate comenzaron anoche el operativo de evacuación de los 13 integrantes de la comitiva presidencial, que debió aterrizar de manera preventiva, a bordo de un helicóptero de la Fuerza Aérea, en una zona de alta montaña de Catamarca.
Con temperaturas bajo cero, nevadas y fuertes vientos, la comitiva -que viajaba de Salta a Santiago del Estero acompañando la actividad presidencial- pasó la noche en el lugar, dentro del helicóptero “en buenas condiciones, calefaccionados y suficientemente abastecidos en alimentos y agua”, indicó Presidencia.
Pavloski precisó que mientras permanecían en la nave, los integrantes de la comitiva presidencial comieron cada una hora “un cuarto de galletita” y tomaban “dos sorbos de agua”.
Las patrullas de rescate que realizaron el operativo estaban integradas por personal pertenecientes al destacamento de Alta Montaña de Andalgalá de la Gendarmería Nacional, de Protección Civil y de Bomberos.
Por su parte, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, resaltó que el piloto del helicóptero que trasladaba a la comitiva presidencial y debió aterrizar preventivamente en una zona de alta montaña de Catamarca “tomó una buena decisión”, que fue ir hacia una zona despejada, y “nunca declaró la emergencia”.
“El piloto tomó una buena decisión, que fue ir a una zona despejada, con una planicie. Aterrizó y avisó, nunca declaró la emergencia”, indicó la ministra en declaraciones a radio Mitre, al describir el descenso de la nave en una zona que “está a 3442 metros de altura”.