Garavano se mostró dispuesto a explicar “lo que sea necesario”

El ministro de Justicia dijo este jueves que “no habla sobre casos concretos” sino en “abstracto” al referirse a sus dichos de ayer cuando afirmó que “nunca puede ser bueno para un país que un ex Presidente esté detenido”, y agregó que “estará a disposición” para explicar todo lo que sea necesario en caso de que la Coalición Cívica (CC), insista en un pedido de juicio político en su contra.

“Yo no hablo sobre casos concretos, uno habla en abstracto”, dijo Garavano al término de la reunión de Gabinete que hoy se realizó en la Casa Rosada.

Ante los medios acreditados, explicó así sus dichos, que habían sido interpretados por varios dirigentes (entre ellos Elisa Carrió, socia de la coalición gobernante) como un rechazo a un eventual desafuero y detención de la ex Presidenta Cristina Kirchner, acusada en varias causas de corrupción.

“A los países les hace muy mal esta situación”, dijo Garavano, que repitió que había sido una “consideración general” y puso como ejemplo lo que pasó con Luiz Inácio Lula Da Silva en Brasil.

En ese sentido el funcionario rechazó las acusaciones sobre cualquier intromisión en la Justicia. “Si uno escucha todo el contenido de la entrevista, se hacía mucho hincapié en la independencia del poder judicial, que me parece que es donde apunta el cuestionamiento”, aclaró.

Consultado sobre si había hablado con Carrió, Garavano lo negó. “Yo no he hablado, el Jefe de Gabinete ha estado reunido con la gente de la Coalición Cívica”, informó.

El ministro se puso “a disposición” en caso de que Carrió avance en su juicio político en su contra, como anunció esta mañana la diputada en una carta abierta dirigida al presidente Mauricio Macri.

“Uno estará a disposición para brindar todas las explicaciones que hagan falta, como hemos hecho siempre ante cualquier planteo”, sostuvo.

Pero negó un entredicho con la jefa de la CC. “Nosotros no hemos tenido en entredicho, ella me hace un cuestionamiento, pero yo no tengo ningún reproche ni nunca he tenido (hacia ella), salvo los matices o diferencias que podamos tener”, dijo el ministro, y agregó que respeta “su opinión y su trabajo”.

“Vamos a seguir trabajando, reconocemos y valoramos enormemente el aporte que hace la diputada Carrió y la Coalición Cívica en este combate contra la corrupción que reclaman todos los argentinos”, aseveró.

También resaltó la tarea de la cartera a su cargo con ese mismo objetivo y se consideró “un técnico”, enrolado en “la transformación que está encarando Mauricio Macri”, a la que calificó como centrada en “la institucionalidad, consolidar un poder judicial independiente y desterrar la impunidad que hemos vivido en nuestro país”.

Ayer, en declaraciones radiales, Garavano había dicho: “Por regla general, nunca puede ser bueno para un país que un ex presidente esté detenido o se pida su detención”, y remarcó la necesidad de que el Congreso debata el proyecto del Gobierno que “establece pautas objetivas para la prisión preventiva”.

Además consideró que la prisión preventiva es “una medida excepcional que hay que usar restrictivamente”.

Hoy, en tanto, la propia Elisa Carrió publicó un nuevo texto por redes sociales donde insiste en su intención de avanzar en el juicio político al funcionario y donde le solicita al presidente Mauricio Macri “no volver al pasado”.