García analizó que «políticamente, la responsable de la mesa judicial es María Eugenia Vidal»

La presidenta del bloque de Senadores del Frente de Todos, Teresa García, afirmó hoy que la exgobernadora María Eugenia Vidal es la responsable política de la mesa judicial destinada a armar causas contra sindicalistas.
En declaraciones formuladas a radio Provincia, la legisladora opinó esta mañana que «alguien tiene que dar una respuesta» y resaltó que «políticamente, es responsable la exgobernadora Vidal».
Luego, se refirió a la filmación hallada en instalaciones de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), en la cual se observa un encuentro entre varios funcionarios del Gobierno de Vidal, agentes de la AFI y empresarios en la sede porteña del Banco Provincia, donde se orquestaban operaciones judiciales contra organizaciones sindicales.
En ese sentido, dijo que las dos entrevistas que Vidal brindó «fueron malísimas» e indicó que «en una se hizo la enojada y en la otra intentó eximir sus responsabilidades cuando es imposible que ella no supiera».
En ese tono, se preguntó: «Si el procurador bonaerense, Julio Conte Grand, no tuviera nada que ver, ¿Cuál es la razón para no presentarse ante la comisión (del Congreso) que investiga el hecho de más gravedad en la provincia?».
La senadora planteó que si el jefe de los fiscales «no es cómplice de esta situación, se presenta y se acabó la película» y destacó que espera que la oposición «reaccione y haga lugar a la creación de la comisión en la Cámara de Diputados» para iniciar un juicio político.
«Necesitamos mayoría simple, luego el dictamen de la comisión debe pasar por el recinto y ser aprobado con tos tercios, para pasar al Senado», recordó.
«En el medio de todo esto, hoy aparece la información de que ese salón del Banco Provincia en que se filmó el video había sido pedido por el expresidente del Banco Provincia, Juan Curuchet, durante tres días seguidos», expuso además.
«Está pedido para el día previo a la reunión -seguramente para instalar las cámaras-, para el día del encuentro y para el día posterior. No hay registro en el Bapro de las personas que ingresaron. Seguramente esto será parte de la causa y el expresidente del banco deberá dar explicación», advirtió García.
En el video, que ahora investiga la Justicia federal de La Plata, aparecían el entonces ministro de Trabajo Marcelo Villegas; su par de Infraestructura, Roberto Gigante; Adrián Grassi, que era subsecretario de Justicia, el senador Juan Pablo Allan y el intendente local, Julio Garro.
Además, se encontraban empresarios y los espías Juan Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI, y Darío Biorci, jefe de Gabinete del organismo de inteligencia durante la gestión de Cambiemos y cuñado de Silvia Majdalani, exsubdirectora de la exSIDE.
En el encuentro, Villegas expresaba su deseo de tener una «Gestapo» -la policía política del régimen nazi- para «embestir contra los gremios».
A la vez, estimó que a pesar de que Villegas dijo que fue víctima de una maniobra, si ello fuera cierto, «podría haberse levantado e ido» de la reunión o «podría haber renunciado al día siguiente para no ser parte de eso».
«No fue así, podrá dar la explicación que quiera, pero no fue así. Y desde que se sentó hasta que finalizó la reunión, sólo hubo actos semidelictivos: instar a que hubiera conflictos para que los dirigentes gremiales reaccionaran, fueran filmados y grabados, luego armada una casusa, luego estigmatizados en los medios y por último, fueran presos», señaló.
No descartó que puedan «aparecer más videos» dado que el expresidente y referente del PRO Mauricio Macri «asumió procesado por el delito de escuchas ilegales a su propia familia y espió hasta a la familia de Horacio Rodríguez Larreta».
«Es un modus operandi del macrismo para someter políticamente. En el caso de dirigentes gremiales, de la iglesia, actores de la vida política, como nosotros, tiene que ver con guardar ese material para usarlo en un momento determinado como ahora», graficó.