Garro dotará a La Plata de 600 camas para el aislamiento por coronavirus

El intendente de La Plata, Julio Garro, anunció hoy que se dotará a la capital bonaerense de 600 camas para el control y aislamiento de casos de coronavirus que no presenten complicaciones respiratorias graves.
Garro efectuó el anuncio durante una reunión que mantuvo con su Comité de Crisis y con representantes de sectores oficialistas y opositores, que se llevó adelante al aire libre en la República de los Niños de La Plata.
El jefe comunal expuso el plan de acción del municipio para atender las demandas y necesidades; comentó las acciones y programas que se articulan con los gobiernos nacional y provincial y las tareas con organizaciones sociales.
“No podemos permitir ningún grado de especulación ante la crisis, debemos llegar a cada rincón donde haya un platense que nos necesite”, indicó el jefe comunal, quien exhortó a tomar “el compromiso de estar cerca de los vecinos, detectar sus necesidades y llevarles las soluciones que necesiten”
Respecto a la cuestión sanitaria, y en respuesta al pedido de camas por parte de los gobiernos nacional y provincial, se planteó el objetivo del municipio de dotar a la ciudad de “600 nuevas camas destinadas al control y el aislamiento de los pacientes leves, emplazadas estratégicamente en las zonas norte, sur, este y oeste (del Partido)”,
La titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz, expresó que “es muy importante que nos juntemos todas las fuerzas de la ciudad. La reunión nos encontró a todos muy conmovidos y preocupados por la situación social de aquellos que hoy no perciben un ingreso y no pueden garantizar la comida diaria”.
Según se informó oficialmente, el gobierno nacional dispuso 10 millones de pesos para La Plata, ante lo cual la municipalidad y el Consejo Social de la Universidad Nacional de La Plata organizaron un despliegue con puntos de distribución en las distintas localidades, destinado a garantizar la alimentación de trabajadores autónomos, monotributistas o informales y sus familias.
El secretario general de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) bonaerense, Oscar de Isasi, dijo que “para salir adelante es fundamental que estemos todos los actores de la ciudad y podamos establecer un acuerdo para la emergencia y abordar lo social”.
También se estudiaron medidas sanitarias y económicas para cuidar y respaldar a los empleados estatales de la ciudad que, por su labor en servicios esenciales, están exceptuados del aislamiento.