Gladys González anticipó que votará a favor del aborto, pero propone cambios

La senadora nacional por Buenos Aires, Gladys González (Cambiemos), anticipó hoy que votará a favor de la ley de interrupción voluntaria del embarazo, aunque propondrá tres modificaciones al texto aprobado por Diputados.

La senadora, quien ingresó al senado ocupando el segundo lugar de la lista de Cambiemos que encabezaba Esteban Bullrich y se impuso a Cristina Kirchner, sostuvo hace minutos que votará a favor del aborto, pero propuso tres modificaciones al proyecto. Pese a ello, indicó que su propuesta no será un “condicionante” para acompañar la iniciativa, porque “aprobar esta ley significa, de todas maneras, un avance para hacer frente a la enorme inequidad social que condena a nuestras mujeres pobres”.

En un comunicado publicado en su cuenta de Facebook y titulado “defiendo la vida votando a favor”, la senadora nacional destacó “la oportunidad histórica de este debate y la actitud del presidente Mauricio Macri al reconocer la madurez de la sociedad para tratar este tema y priorizar, por sobre sus propias creencias personales, la absoluta libertad de conciencia de sus legisladores”.

De este modo, González se diferenció de su compañero de fórmula, Esteban Bullrich, quien desde el inicio del debate manifestó un cerrado rechazo al proyecto.

En cuanto a los cambios que propondrá, anticipó que buscará mejorar la prevención de embarazos no deseados a través de la educación sexual y el acceso de anticonceptivos; modificar un artículo referido a las consejerías para garantizar el acceso de las mujeres a toda la información; y permitir la objeción de conciencia institucional, lo que le permitirá a clínicas privadas oponerse a la realización de las prácticas.

“Esta ley trata de acercar a las mujeres al sistema de salud y que puedan tomar la mejor decisión con toda la información sobre sus alternativas, incluso la de no abortar”, indicó González en el comunicado.

La senadora nacional sostuvo que “creo que existe vida desde la concepción. Siempre lo creí y lo seguiré creyendo. Estos meses pensé y reflexioné mucho sobre esta ley y entendí que votar en contra y penalizar a las mujeres no salva ninguna vida”.

“Como Senadora Nacional debo sancionar leyes para toda la población. Esta ley no obliga a ninguna mujer a abortar y evita que la mujer que decide hacerlo sea condenada a morir”, cerró.