Hallan un dinosaurio herbívoro de 93 millones de años de antigüedad en El Chocón

Un dinosaurio herbívoro de unos 93 millones de años de antigüedad y altura similar a tres pisos fue hallado en cercanías de El Chocón, a 80 kilómetros de Neuquén, informó hoy el Gobierno neuquino.
El fósil perteneciente al cretácico superior de la Patagonia fue descrito de altura comparable a la de un edificio de tres pisos, cuello largo, cabeza pequeña y patas semejantes a columnas, y apodado “Choconsaurus baileywillisi”.
“La importancia de este hallazgo reside en que es poco frecuente encontrar dinosaurios saurópodos en la Formación Huincul, de manera que el Choconsaurus bailewillisi provee nueva y relevante información en su ADN”, indicaron los paleontólogos.
Los responsables de la investigación son los doctores Edith Simón, Leonardo Salgado y Jorge Calvo, quienes harán la presentación oficial el próximo miércoles a las 11, en el Centro Cultural Provincial Juan Bautista Alberdi.
Este dinosaurio amplía el registro de los titanosaurios con características primitivas en el Cretácico Superior, siendo el más completo de la provincia del Neuquén, ya que se recuperó el 25 por ciento de su esqueleto con una antigüedad de 93 a 91 millones de años.
El hallazgo se realizó en el sitio paleontológico La Antena, 500 metros al norte de la localidad de Villa El Chocón, y en el lugar logró recuperarse parte de la mandíbula -dentario derecho- y del cráneo -premaxilar y maxilar incompletos-; siete dientes, cuatro vértebras cervicales; cuatro fragmentos de costillas del tórax, 19 vértebras caudales y un pequeño hueso de la cola llamado chevron.
El fósil hallado es una nueva especie y se emparenta con los titanosaurios. Dentro de este grupo, presenta algunas características primitivas.
Los saurópodos tenían largos cuellos, una altura de 20 metros, equivalente a un edificio de tres pisos y un largo de 40 metros.
La dirección Provincial del Patrimonio Cultural informó que, por ley, es la autoridad de aplicación respecto de las autorizaciones para realizar investigaciones paleontológicas en el territorio neuquino, lo que implica pedir autorización y que cada hallazgo sea comunicado en conjunto.