“Hay enormes chances de que se aprueben antes de fin de año todas las reformas”, dijo Dujovne

El ministro de Economía, Nicolás Dujovne, estimó hoy que “hay enormes chances” de que se aprueben en el Congreso antes de fin de año con el consenso de la oposición los proyectos de reforma tributaria, de responsabilidad fiscal y el Presupuesto 2018.
“Estamos muy cerca de llegar a un acuerdo y tener una reforma tributaria que sea votada por la oposición; es muy importante porque significa que se logró generar un consenso”, dijo el funcionario al clausurar una jornada organizada por la consultora Abeceb en el Yatch Club de Puerto Madero.
Dujovne consideró que “la ley de responsabilidad fiscal es la clave de todas las reformas porque permitirá bajar el gasto público en relación al PBI, que arrancó al principio de la gestión en 43 puntos, hoy está en 41 y va a estar en 33 en el año 2023”.
“Hay enormes chances de que todo se apruebe antes de fin de año y tengamos presupuesto, reforma tributaria, ley de responsabilidad fiscal y el pacto fiscal; estamos muy cerca de tener todas estas herramientas funcionando”, destacó.
Dujovne reconoció “dificultades que aparecen en la lucha antiinflacionaria” y dijo que en “2018 habrá subas de precios regulados, pero en 2019 -salvo en transporte- en electricidad y gas, los cambios en los precios se moverán en línea con la inflación”.
“Los riesgos hoy van en la buena dirección, van a ser cada vez más pequeños”, aseguró.
El ministro aseguró que comienzan a sostenerse “discusiones de segunda generación”, y aclaró que si bien algunos consideran que los funcionarios son “ajustadores”, en verdad el gobierno “navega entre dos objetivos que son bajar impuestos y bajar déficit”.
“En la política monetaria nos estamos acostumbrando a que tenemos un Banco Central que está intentando sostener metas de inflación. La flotación administrada hace más costosa la transición pero también menos riesgosa, porque en pasado con tipo de cambio fijo para bajar la inflación, después nos costó salir”, agregó.
Asimismo, señaló que “convive el ajuste de tarifas con el programa anti inflacionaria y eso genera una política monetaria dura” y confió en que “esas tensiones van a ser visiblemente menores en unos meses”.
Dujovne adelantó que se busca “ir bajando el peso del sector público en el PBI en relación al sector privado, que tiene una productividad más alta”.
Al comenzar la actual gestión presidencial, “la única ventaja era el bajísimo endeudamiento del Estado, las familias y las empresas. Ahora es obvio que estamos tomando más deuda de la que tenemos que tomar en el futuro y eso, en nuestra visión, no nos genera un problema de solvencia”, señaló.
“En 2020 se va a estabilizar el ratio de deuda/PBI en 38 puntos y va a ser muy menor que en otros países”, precisó.
Además, admitió que el país todavía está expuesto “al riesgo de liquidez”, que “deja de ser un problema” al crecer el mercado de capitales local 25 por ciento por año, por lo que negó que haya riesgo de refinanciación.
“Un mercado de capitales más grande y un riesgo financiero más chico nos dejan en una zona segura”, remarcó Dujovne.
Acerca del contexto internacional, el ministro sostuvo que “si el mercado se volviera más volátil habría que acelerar el ritmo de convergencia fiscal, que se puede mantener porque se dispone de financiamiento”.
En cuanto al sistema tributario, indicó que “esta primera reforma apunta a los impuestos distorsivos”.
“Hacia adelante tenemos muchas otras cosas por hacer, por ejemplo con los ingresos personales hay muchas inequidades horizontales. No debería haber diferencia entre quienes trabajan en relación de dependencia y autónomos”, agregó.
Por último, dijo que “hay que trabajar en un consenso enorme para un esquema previsional de largo plazo en Argentina que sea sustentable y equitativo”, para lo cual consideró necesario “un par de años para poder avanzar”.