Intendente de La Costa celebró que la provincia absorba subsidios a comunas en el Presupuesto

El intendente justicialista del partido de La Costa, Juan Pablo de Jesús, se mostró hoy satisfecho por el hecho de que la ley de presupuesto 2019, sancionada anteayer por la Legislatura bonaerense, haya absorbido los subsidios que en un principio iban a ser transferidos a los municipios.
“La mayoría de los municipios cerraron el ejercicio 2017 con un déficit acumulado de 1700 millones, y este año no fue bueno para las finanzas comunales, entonces no nos podíamos hacernos cargo de los subsidios a la electricidad y el transporte. Por suerte, se llevaron adelante gestiones y esto se modificó”, dijo el jefe comunal a Télam.
La ley de Presupuesto contempla gastos por $929.000 millones y prioriza la obra pública, la inversión social y mejoras en materia de seguridad.
La aprobación de la norma se logró tras una serie de acuerdos con los bloques de la oposición, que posibilitaron, entre otros cambios, que el gobierno provincial absorba la totalidad de los subsidios a los servicios públicos, entre ellos, la tarifa social a la electricidad y el transporte.
Además, la ley Impositiva incluyó un aumento de 38% para el impuesto Inmobiliario, y creó un nuevo impuesto al juego online, que hasta ahora no tributaba.
“El Presupuesto de la provincia de Buenos Aires nos afecta a todos los ciudadanos y los intendentes trabajamos en muchas cuestiones en las que no estábamos de acuerdo”, manifestó De Jesús, y agregó que “entendíamos las necesidades de la provincia, pero somos muy conscientes de cuáles son nuestras limitaciones”.
Sostuvo que “el gobierno nacional fue muy injusto con la provincia de Buenos Aires; le dio una carga enorme, le transfirió 40 mil millones en subsidios, no actualizó el Fondo del Conurbano. Pero todo ese perjuicio no se lo podían transferir a los municipios, que ya se encuentran en una situación muy delicada”.
De Jesús planteó que “si nos sacaban el subsidio al transporte, el boleto mínimo iba a costar tres veces más. Entonces acordamos que se mantenga el subsidio para 2019 y que todos los incrementos de los costos recaigan sobre las finanzas de los municipios”.