Kicillof sobre la mesa judicial: «Lo que vimos en el video es repugnante»


El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se refirió hoy a la supuesta mesa judicial para perjudicar a dirigentes sindicales durante el macrismo que investiga la justicia y analizó «lo que se vio en el video es repugnante».
De ese modo, el mandatario se refirió a la filmación descubierta días atrás en la que se muestra que en una reunión realizada el 15 de junio de 2017 en la sede porteña del Banco Provincia, varios funcionarios del gobierno de María Eugenia Vidal, agentes de la AFI y empresarios orquestaban el armado de causas judiciales a organizaciones sindicales.
«Pido que tomemos dimensión y pongamos en perspectiva de lo que sucedió en la reunión que se ve en el video cuando Vidal era gobernadora. Se habló de una ‘Gestapo’. Es de una gravedad tan tremenda», analizó el gobernador en declaraciones a radio 10.
Evaluó que «una cosa es imaginarlo y otra es verlo: eran tres agentes de la AFI, dos ministros y un viceministro hablando de Gestapo en plena democracia, de armar causas, de meter preso a alguien porque ya se arregló con testigos, jueces y fiscales» y precisó que «las únicas comparaciones que se pueden hacer son con los momentos más negros de nuestra historia, cuando no hubo democracia».
Es que en el video, que ahora investiga la Justicia federal de La Plata, aparecían el entonces ministro de Trabajo, Marcelo Villegas; su par de Infraestructura Roberto Gigante; Adrián Grassi, que era subsecretario de Justicia; el senador Juan Pablo Allan; y el intendente de la capital provincial, Julio Garro.
Además, se encontraban empresarios y los espías Juan Sebastián De Stefano, director de jurídicos de la AFI, y Darío Biorci, jefe de gabinete del organismo de inteligencia durante la gestión de Cambiemos y cuñado de Silvia Majdalani, exsubdirectora de la AFI.
En el encuentro, Villegas expresaba su deseo de tener una «Gestapo» -la policía política del régimen nazi- para «embestir contra los gremios» en Argentina.
Kicillof remarcó que «siempre se habló mucho de la mesa judicial y nadie lo confirmaba, pero una vez que vimos el video aparentemente filmado por la AFI -porque se espiaban entre ellos- no queda nada por decir».
Se mostró confiado en la comisión bicameral del Congreso «que analiza esta situación» dado que lo ocurrido «es de una gravedad inmensa» y reiteró que el video «es desastroso y tremendo».
En ese marco, dijo que «usar al Poder Judicial para poner presa a gente, por más que a uno le gusten o no esas personas, está mal» y abundó: «esa idea de que el fin justifica a los medios y entonces podemos pasar por encima de las instituciones, del funcionamiento democrático, de la independencia de Poderes para lograr algo, es absolutamente ilegal».
«Podrán buscar justificaciones, pero eso que se vio es absolutamente ilegal. Hay que buscar a los responsables. Para eso están las instituciones. Si alguien comete un delito, sea sindicalista, empresario o dirigente político, debe investigarse, debe tener derecho a defenderse y, en caso de ser probado, debe ser castigado», reflexionó el gobernador.
Manifestó luego que «no se puede pasar por encima de las garantías constitucionales ni armar causas para meter presos adversarios políticos» y afirmó que «lo que vimos en el video es repugnante».
«Estoy impresionado por ese video. Hay que investigarlo a fondo. No puede ocurrir nunca más lo que vimos allí», destacó.
Por último, planteó que «se suponía que estas eran prácticas que sólo pasaba a nivel nacional o en Comodoro Py, pero en la provincia también pasó con ministros bonaerenses, altísimos funcionarios de la AFI, intendentes y senadores. Estaban todos los Poderes del Estado con el sector privado. Nadie puede alegar que no sabía a qué reunión iba».
«Yo quiero ser muy respetuoso de la división de Poderes: esto lo tiene que investigar la Justicia. Ahora se ha abierto un proceso de juicio político al procurador en la Legislatura y no me corresponde intervenir. Eso tendrá que resolverse, pero no puede pasar de nuevo, hay que ir a fondo para que se sepa qué pasó y no se repita nunca», concluyó.