Kicillof: «Vamos a salir de la pandemia con un papel protagónico del Estado»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, presentó hoy un plan de obras públicas para distintos municipios bonaerenses con una inversión de 725 millones de pesos y consideró que se saldrá adelante de la pandemia «con un papel protagónico del Estado».
El mandatario bonaerense formuló esas declaraciones al encabezar la firma de convenios para obras de infraestructura municipal (FIM) con intendentes de distritos bonaerenses.
Allí, recordó que su administración está administrando «en el marco de la incertudumbre» que genera la pandemia de coronavirus.
Destacó que se logró pagar los salarios en los 135 municipios «pese a la caída de la recaudación» y subrayó que se implementaron políticas alimentarias, educativas y sanitarias mediante un «Estado presente, que cuida» a la gente.
Luego, recordó que se invirtieron unos 15 mil millones de pesos en el sistema de salud y dijo sentirse complacido de anunciar firma los convenios «que ya estaban comprometidos pero que la circunstancia financiera y la pandemia nos llevaron a posponer».
«Tenemos que cuidarnos (del virus) pero sin descuidar la economía ni la obra pública», consideró Kicillof.
Los trabajos comprenden obras en Benito Juárez, Bragado, Cañuelas, Chacabuco, Coronel Prinlges, Florencio Varela, General Lavalle,General Pueyrredón, La Matanza, Lanús, Las Flores, Lincoln, Rauch, Rivadavia, Roque Pérez, San Isidro, Trenque Lauquen, Tres Lomas, Adolfo Gonzáles Chaves, Avellaneda, Berisso, Carlos Casares, Colón, Pilar, Esteban Echeverría, General San Martín, Ituzaingó, Laprida, Lomas deZamora, Malvinas Argentina, Mar Chiquita, Mercedes, Navarro, Quilmes y San Miguel.
«Son obras por 725 millones de pesos que van a resolver problemas en municipios oficialistas y opositores para mejorarles la vida a millones de bonaerenses», reflexionó el gobernador.
En ese contexto, Kicillof estimó que la obra pública «cubre una necesidad y aporta al derecho al trabajo» y expuso que, a la vez, «también ganan la empresa que hace la licitación, los proveedores de material y quienes proporcionan los bienes de consumo para la obra».
«Cuando aumenta 1% del gasto, la inversión también genera una necesidad de ampliar y expandir bienes de consumo para satisfacer las necesidades de quienes reciben una retribución como salario o ganancia de esa obra», continuó y apuntó que el aumento de inversión genera consumo y ello genera «más trabajo y actividad».
Así, aseveró que «como efecto indirecto, esos trabajadores y empresarios también consumen más, por lo que esto tiene un efecto multiplicador».
«Cualquier intendente sabe el efecto indirecto y directo de realizar obra pública. Pienso que vamos a salir de la pandemia con un papel protagónico del Estado», completó.
Con todo, resaltó que «cuando el Estado decide apuntalar un proceso de reactivación también ayuda al sector privado a ponerse en movimiento».
Sostuvo que se trabaja «en la transición hacia la postpandemia apuntalando a los sectores de la producción que permitirán que la reacción sea más rápida para la reconstrucción».
Celebró el trabajo conjunto con el Gobierno nacional y los 135 intendentes «parara poner en marcha la provincia en esta transición hacia la postpandemia» y les agradeció a los jefes comunales por ello.