La Facultad de Medicina de La Plata estudia agregar un turno más de clases para normalizar el curso de ingreso

La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) evalúa habilitar un tercer turno de cursada para que los 3.200 aspirantes puedan participar del curso de ingreso en un aula que sólo posee capacidad para 300 personas.
Desde el viernes pasado, cuando comenzó el curso de ingreso, los alumnos se encontraron con falta de espacio para poder presenciar las clases -que se dictan a las 8 o a las 14- y desde el lunes se vieron obligados a hacer colas desde las dos de la mañana.
Dado que el curso se dicta en un anexo de la casa de estudios y no en su sede central, el espacio físico es insuficiente y por turno lograron entrar unos 700 estudiantes a presenciar la clase.
En declaraciones a Télam, el vicedecano de la Facultad de Medicina, Eduardo Escudero, explicó hoy que “queremos agregar un horario más de cursada, lo que requiere de un aumento presupuestario”.
“Nuestra secretaria de finanzas analizó las posibilidades presupuestarias de la Facultad y estamos en dificultades para afrontar ese gasto, que ronda los 100 mil pesos. Veremos si la UNLP puede aportar el dinero para que podamos sumar seis profesores y seis auxiliares más, que es lo que el nuevo turno del curso requeriría”, dijo.
Escudero reconoció que podrían destinar cinco aulas con capacidad para 250 personas de la sede central de la casa de estudios, pero expresó que “el tema es la cantidad de docentes que tenemos”.
“Las aulas de la Facultad en febrero y marzo tienen muy poco nivel de ocupación, pero necesitaríamos un plantel docente que no tenemos. Nuestro presupuesto es acotado y no podemos generar gastos que perjudiquen a la nueva gestión que asume en mayo”, reflexionó y apuntó que “debemos ser prudentes, no podemos comprometer patrimonio a futuro”.
En ese sentido, el prosecretario general de la UNLP, Patricio Lorente, contó a esta agencia que “ayer tuve una conversación con el Vicedecano, quien propuso incorporar un turno más” y consideró que para ponerlo en marcha “creo que debería alcanzar con los fondos propios de la Facultad, pero eventualmente se analizará”.
En tanto, la presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad, Josefina Adobatti, dijo a Télam que si bien las autoridades de esa carrera propusieron sumar un turno más de cursada, “los alumnos creemos que ello no soluciona el problema, porque sólo da lugar a que cursen 900, 300 por turno, cuando en total los ingresantes son 3000”.
Por ello, el Centro de Estudiantes elaboró una contrapropuesta que acercará a las autoridades académicas en las próximas horas que plantea que se dicten clases en seis anfiteatros de la Facultad, en los que hay capacidad para 250 estudiantes por aula, “con lo cual por turno entrarían 1500 personas y en un día los 3000 ingresantes podrían cursar”.
“En este esquema lo único que habría que resolver es la cuestión de contar con más contratos docentes”, expuso Adobatti.
En paralelo, desde el Frente de Graduados de la Facultad de Ciencias Médicas manifestaron su “más enérgico repudio a las políticas desplegadas por la gestión de la Facultad”.
Subrayaron la necesidad de que la casa de estudios “ponga toda su estructura en funcionamiento para recibir de la mejor manera a sus estudiantes”, pidieron “que se utilicen los anfiteatros vacíos” y que “se contrate la cantidad de docentes necesaria para brindar una formación de calidad para todos”.
Rechazaron además “el destrato con el que fueron recibidos los estudiantes ingresantes a la carrera en este ciclo lectivo” y dijeron “no comulgar con la improvisación y falta de planificación con la que se proyectó esta parte crucial de la vida académica de cualquier futuro profesional”.