La provincia de Buenos Aires es la que más certificados de discapacidad emitió durante 2016

En el marco del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, indicó que la Provincia, con el 39,9 por ciento es la que más emisión de certificados de discapacidad registró durante el año 2016 y que en Argentina 1 de cada 3 solicitantes del certificado de discapacidad es menor de edad.
Las cifras responden a un informe difundido por Martello, elaborado a partir del Anuario 2016 del Sistemas de Información en base al Registro Nacional de Personas con Discapacidad. “Entre quienes manifestaron poseer algún beneficio previsional casi un 80% reciben una pensión no contributiva, y 1 de cada 3 no cuenta con ningún tipo de protección de salud”, explica.
El Defensor adjunto remarca que Argentina “no tiene datos generales ni desagrados desde el censo del año 2010” y que “se debe tener en cuenta que los censos de población, constituyen la primera fuente de referencia para dimensionar el fenómeno, pero este tipo de relevamientos pueden llegar a una subestimación en su magnitud al centrarse en la identificación de sólo aquellas deficiencias físicas, sensoriales y mentales expresadas por el sí o por el no en cuanto a la existencia o no de un habitante en el hogar censado”.
De acuerdo a Martello, uno de los parámetros que se puede utilizar para saber cómo está constituido el universo de personas con discapacidad es la obtención del Certificado Único de Discapacidad (CUD). Según datos de ese registro, solamente en el año 2016 se emitieron 225.865 certificados. Y desde su creación en el año 2009 la cifra llega casi a 1.000.000.
Por otro lado, subraya que el 30,94% de quienes solicitaron el CUD son menores de 19 años, y sólo un 26,49% de la población con CUD declaró utilizar algún tipo de equipamiento. Entre las personas con discapacidad certificadas con CUD que son mayores de 14 años, solamente cuentan con empleo, o al menos lo declaran, un 13,49%.
El 86,51% restante, explica Martello, declaró que no trabaja. Entre los varones la proporción es algo mayor al promedio, un 15,94% declara trabajar mientras que solamente lo hacen un 10,99% de las mujeres con CUD, sostienen los datos difundidos por el defensor.
“Si analizamos el tipo de ocupación declarada por quienes trabajan, el 64,85% dijeron ser obreros o empleados, mientras que el 29,97%, se declararon como trabajadores por cuenta propia. Existe un 3,9 % se declaró como trabajador familiar mientras que solamente el 1,33% se identificó como patrón”, agrega.
En cuanto a la situación previsional de la población con CUD: un 52,01% posee un beneficio previsional mientras que un 47,99% no posee ningún tipo de beneficio. Un 35% de ellos manifestó no tener su vivienda adaptada a las condiciones requeridas por su discapacidad.