La provincia de Buenos Aires incrementó los recursos a municipios del Conurbano

Las transferencias de la provincia de Buenos Aires a los municipios del Conurbano aumentaron entre 2015 y 2016, tanto en distritos oficialistas como en aquellos gobernados por intendentes de la oposición.
Así lo revela el nuevo sitio web de datos abiertos del Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires, www.buenosairesabierta.org, que brinda datos sobre la economía de los 135 municipios del territorio bonaerense, el presupuesto que manejan y los fondos nacionales, provinciales y propios con los que solventan sus gastos.
El análisis de las transferencias de la provincia a los municipios del Conurbano revelan que, más allá del color político de los intendentes a cargo, el gobierno de María Eugenia Vidal incrementó en 2016 los fondos enviados a unos 22 distritos de esa región bonaerense.
Al comparar con los recursos provinciales que recibieron en 2015, se registran aumentos en 2016 en los distritos de Vicente López, Cañuelas, Lanús, Avellaneda, La Matanza, Ensenada, La Plata, San Fernando, Berisso, Almirante Brown, Berazategui, Esteban Echeverría, Ezeiza, Florencio Varela, Malvinas Argentinas, Merlo, Moreno, Quilmes, San Isidro, San Miguel, Tres de Febrero y Morón.
Vicente López solventaba sus gastos en 2015 con un 23,9 por ciento de recursos provinciales, y ahora lo hace con un 27,5 por ciento; Cañuelas, distrito gobernado por el justicialismo, recibía un 5,6, y en el 2016 recibió un 12,6 por ciento.
Lanús pasó de 28 por ciento que recibía en 2015, cuando estaba en manos del justicialismo, a 37,9 por ciento de recursos provinciales para afrontar sus gastos en 2016, tras la victoria de Cambiemos, lo mismo que en La Plata, que pasó de un 40,6 por ciento a un 46,3 por ciento.
San Fernando, gobernado por un intendente del Frente Renovador, pasó de recibir un 27,6 por ciento a un 29,7 por ciento en el 2016.
El partido de Berisso recibió en 2015 un 57,8 por ciento, y el año pasado un 66,5 por ciento; Almirante Brown, distrito de signo opositor al actual gobierno, pasó de un 50,9 por ciento a un 57 por ciento; Berazategui, también opositor, de un 36,4 por ciento de recursos provinciales en 2015 a un 55,7 por ciento en 2016.
Esteban Echeverría, cuyo intendente es el justicialista Fernando Gray, recibió en el 2015 un 26,1 por ciento de recursos bonaerenses, y en el 2016 un 50,2 por ciento, y Avellaneda, distrito también gobernado por el justicialismo, pasó de un 3 por ciento de recursos bonaerenses en el 2015 a un 6 por ciento en el 2016.
La Matanza, distrito gobernado por el peronismo, pasó de recibir un 61.5 por ciento de recursos bonaerenses a un 63,5 por ciento en el 2016; Ensenada, distrito opositor, pasó de recibir un 22,8 por ciento de recursos provinciales en el 2015 a un 29,4 por ciento en el 2016.
Tres de Febrero recibía un 26,3 por ciento de recursos provinciales en 2015, y pasó a un 37,2 por ciento en 2016; Morón, del 0,9 por ciento trepó al 6,7 por ciento en 2016; Ezeiza, de signo opositor, paso de un 15,1 por ciento de recursos provinciales en 2015 a un 30,2 por ciento en el 2016 y Florencio Varela, también opositor, de un 48,7 por ciento a un 66,7 por ciento.
El distrito de Malvinas Argentinas, opositor, pasó de un 51,5 por ciento de recursos provinciales en el 2015 a un 56,14 por ciento en el 2016; en Merlo, también opositor, se pasó de un 70,3 por ciento a un 78 por ciento; en Moreno, de intendente justicialista, se pasó de un 43,8 por ciento a un 54,5 por ciento, mientras que los oficialistas de Quilmes pasaron de un 34,9 a un 46 por ciento; San Isidro, de un 32 a un 35 por ciento y en San Miguel, de 49,3 a un 50,7 por ciento en el 2016.