La recaudación bonaerense de impuestos creció 11% en abril, con relación al año pasado

Los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires sumaron en abril $29.626 millones, con una mejora nominal de 11,5% respecto a igual mes del año pasado, según un informe elaborado por la Agencia de Recaudación (ARBA).
De ese total, en concepto de Ingresos Brutos ingresaron $22.537 millones, con un aumento del 18,6% respecto a abril de 2019.
“Ese bajo crecimiento en relación con la inflación es reflejo de la fuerte caída que sufrió el nivel de actividad como consecuencia de las medidas de aislamiento y otras iniciativas adoptadas por el gobierno para morigerar el efecto de la pandemia”, se consignó en el documento.
El Impuesto de Sellos registró en abril una disminución nominal de 14,7% interanual, al recaudar sólo $1.886 millones, afectado particularmente por el desplome del patentamiento automotor y las operaciones inmobiliarias.
En concepto de Impuesto Inmobiliario ingresaron, por todas las plantas, un total de $3.763 millones, que representan una suba nominal de 51,6%.
Según Arba, ese desempeño estuvo influido principalmente por la modificación del actual calendario de vencimientos respecto del que rigió durante 2019.
Por el Impuesto a los Automotores se recaudaron en abril $958 millones, lo que conlleva una baja interanual de 43,1%.
La caída estuvo vinculada a la reprogramación de vencimientos y a una baja en la cobrabilidad del tributo, en el contexto de dificultades provocado por la crisis sanitaria y las consecuentes medidas de aislamiento.
El organismo recaudador dio también a conocer las cifras del período enero-abril de 2020, en el que la recaudación acumulada de la provincia de Buenos Aires totalizó $142.747 millones, con una suba interanual del 27,1%.
Ingresos Brutos, el impuesto de mayor participación, alcanzó en ese lapso $102.093 millones, lo que significa un aumento del 36,8%.
Por su parte, el Inmobiliario sumó $15.333 millones, con un crecimiento de 26,6%; Automotores recaudó $10.975 millones, con una baja de 11,8%; Sellos aportó $10.652 millones, con una suba de 21,1%; los planes de regularización acumularon $3.554 millones, con una variación negativa de 14,2%; y otros ingresos tributarios totalizaron $139 millones, con una disminución de 23,4%.