Las mejores recetas de hamburguesas vegetarianas

Tomá nota de esta receta de hamburguesas vegetarianas para comer rico y saludable.

Los ingredientes
La elección de los ingredientes a la hora de crear una hamburguesa de vegetales es fundamental, pues harán que tu hamburguesa tenga la consistencia y el sabor deseados, además de que determinarán su calidad nutritiva. Estos son los ingredientes básicos:

Legumbres o cereales de calidad: garbanzos, lentejas, frijoles, quinoa o avena son soluciones muy nutritivas para tus hamburguesas vegetales.
Vegetales de temporada: preferiblemente orgánicos y que contengan poca agua en su interior, como espinacas, zanahorias, brócoli, cebolla…
Especias y semillas: juega con las especias y las semillas para darle un toque diferente de sabor a tus hamburguesas veggies.
Harina para rebozar: no tiene por qué ser harina de trigo, hay múltiples harinas nutritivas y deliciosas en el mercado.
Huevo: si deseas darle un toque extra de proteína. Si eres vegana puedes prescindir del huevo y también quedarán deliciosas.Cocer las legumbres/cereales
Este paso es fundamental y es el que más tarda. Por eso es importante que lo planifiques bien, porque deberás dejar en remojo las legumbres una noche antes de cocerlas. Si no tienes mucho tiempo, puedes cocerlas en la olla exprés para que se hagan más rápido.

Cuécelas con un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal (no hace falta que eches mucho porque después puedes salarlas. Una vez que estén cocidas, escúrrelas bien y reserva para mezclar con el resto de ingredientes.

Elige una o dos legumbres o cereales como mucho para tu hamburguesa, para balancear bien los sabores.

Vegetales
No hace falta que cuezas los vegetales, aunque también puedes hacerlo si lo deseas. Elige los vegetales que tengas en la despensa o compra los que te parezcan más adecuado: zanahoria, cebolla, setas, algas, col ajo… hay una variedad increíble de vegetales con la que dar un toque especial a tu hamburguesa.

¿Batir o mezclar?
Debes decidir si deseas una consistencia homogénea o, por el contrario, prefieres que se puedan sentir los trocitos de verduras y legumbres o cereales. En el primer caso puedes incluir todos los ingredientes bien escurridos en la licuadora o batir con una batidora de mano.

En el segundo, lo ideal es que piques finamente todas las verduras (a tu gusto) y las mezcles en un bol con las legumbres o cereales. Comienza a machacar y mezclar para que se integren como una pasta. Si no eres vegana, puedes añadir un huevo a la mezcla, el cual le dará un aporte extra de proteína y ayudará a integrar los ingredientes. También puedes agregar un chorrito de aceite de oliva u otro aceite saludable.Agrega tu toque de sabor
Añade sal y las especias y/o semillas a tu gusto. Pimienta, cayena, comino, jengibre, semillas de sésamo, de chía…. También puedes utilizar algún curry preparado o pimentón para darle un sabor más intenso a tu hamburguesa. Si no eres una experta en el manejo de las especias, ves poco a poco probando cómo quedan, para que no te excedas y tus hamburguesas acaben quedando demasiado especiadas.

Forma las hamburguesas
A veces es el paso más complicado, sobre todo si no has escurrido bien la mezcla y tienen demasiada agua. Es importante que no te saltes el paso de escurrir la masa, incluso puedes hacerlo antes de aliñar con especias las hamburguesas.

Dependiendo de los ingredientes elegidos, es posible que necesites mojarte las manos para formarlas. También puedes hacer una bola y aplastarla entre dos papeles de plástico de cocina (el papel film).Rebózalas
Una vez que les has dado forma, rebózalas ligeramente con una harina a tu elección. Puedes elegir harina de almendras, de avena, de arroz, de garbanzo… harinas mucho más saludables que la harina de trigo.

Rebozalas. Si tus hamburguesas tienen la suficiente consistencia como para hacerlas a la plancha sin rebozado, puedes saltarte este paso si lo prefieres.

Hacé las hamburguesas
Puedes hacerlas fritas con un poquito de aceite o a la plancha, en función de tu gusto, aunque ya sabes que a la plancha serán mucho más saludables.

Por cierto, también puedes empacar las hamburguesas en papel film o en bolsitas de plástico antes de cocerlas y guardarlas en el congelador para tenerlas a mano siempre que quieras.