Libros para mejorar la autoestima de los niños

Diversos libros contribuyen a reforzar la autoestima en los niños, ahuyentar inseguridades, miedos y timidez. 

El gran libro de los superpoderes, editorial Flamboyant.
Para los niños más pequeños recomendamos “El gran libro de los superpoderes”, texto de Susanna Isern e ilustraciones de Rocio Bonilla, de la editorial Flamboyant. Un libro perfecto para trabajar y reforzar la autoestima de los más pequeños de la casa. Adrián tiene el superpoder de la creatividad. Marina adora la música. Nora es una niña muy valiente. Carlos es especialista es prestar atención a todas las cosas que ocurren a su alrededor. Alberto tiene la memoria de un elefante… A cada uno se le da bien una cosa, tiene una habilidad que le hace especial, tan solo hay que fijarse para descubrir cuál es.

“Y en aquel preciso instante, una sombra oscura como el carbón se situó detrás de ella…” Así comienza este maravilloso cuento, con una historia, y es que el superpoder de Elena, es precisamente ese, el de contar historias. Para que grandes y pequeños conozcan y valoren aquello que les hace únicos.

El niño que domó el viento, editorial Penguin Random House
Para los niños más mayores, a partir de nueve años, tenemos “El niño que domó el viento”, de William Kamkwamba y Bryan Mealer, editorial Penguin Random House. “El sueño de un niño puede cambiar el mundo entero“. Sí, por supuesto, tan solo es necesario leer la conmovedora historia que nos narra este libro, basada además en el vida real de su autor. El poder de la imaginación, la fuerza de la determinación y el ímpetu de un joven que quiso cambiar el rumbo de su aldea.

Una fuerte sequía asoló la pequeña aldea donde vivía William Kamkwamba dejando a todo los habitantes sin nada que comer. William entonces se puso manos a la obra en busca de un plan con el que poder ayudar a los suyos. Y fue así como empezó a investigar en los libros de ciencia para saber cómo fabricar un molino de viento a partir de materiales reciclados. El molino de William trajo la electricidad a su casa y logró que el agua volviera.

Un gran esfuerzo y mucho trabajo que dio como resultado la esperanza y una nueva vida.

Al leer este cuento, los niños sacan como moraleja que pueden ser lo que quieran ser y que con empeño y trabajo pueden conseguir sus objetivos.