López declaró como arrepentido

El ex Secretario de Obras Públicas del kirchnerismo, José López, declaró hoy en los Tribunales de Comodoro Py como “arrepentido” en la causa por los cuadernos de las coimas y, por cuestiones de seguridad, fue modificado su lugar de detención y trasladado a un “domicilio reservado” tras ingresar al Sistema de Protección de Testigos e Imputados.

Así lo confirmó el fiscal de la causa, Carlos Stornelli, en diálogo con el canal Todo Noticias. Y aseguró que López hizo “aportes sustanciales” a la causa y habló “con mucha sinceridad”, en una declaración que fue pedida por su defensa.

A pesar de que el acuerdo con la Justicia todavía se está negociando, López ya acordó que ingresará en el programa de protección a testigos por la información valiosa que aportó hasta el momento, anticiparon fuentes oficiales. El primer beneficio que recibirá el exfuncionario es una mejora en sus condiciones de detención, que incluso puede ser fuera de un penal.

López confesó su participación en la trama de sobornos a cambio de adjudicaciones de obra pública, y señaló a una decena de empresarios, según informó el portal de La Nación.

El exsecretario, que desempeñó su cargo de 2003 a 2015, solicitó ser juzgado bajo la forma de imputado colaborador, algo que aceptó el fiscal pero aún debe ser validado por el juez federal Claudio Bonadio, y pasó a ser testigo protegido, por lo que será trasladado de la cárcel de Ezeiza donde se encontraba hasta ahora.

López está detenido desde junio de 2016, cuando fue hallado intentando meter 8,9 millones de dólares y un arma en un convento, lo que le supuso enfrentar un proceso por enriquecimiento ilícito.

En esa causa, la semana pasada ya declaró que el dinero -del que hasta ahora no había dado detalles- provenía “de la política”, aunque no especificó de quiénes por su seguridad personal, según afirmó.

José López aumenta así la lista de procesados que han declarado como arrepentidos, junto al exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina (2011-1013), el exdirector del Órgano de Control de Concesiones Viales Claudio Uberti y en torno a una decena de empresarios.

La causa, en cuyo centro el juez Bonadio sitúa a los expresidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015), ha dejado multitud de detenciones de exfuncionarios y empresarios, muchos de los cuales han comenzado a reconocer su implicación para tratar de mejorar su situación procesal bajo la figura del imputado colaborador, recientemente aprobada.

Aunque la decisión final quedará en manos del juez Claudio Bonadio, quien debe homologar el acuerdo y ya no está en los tribunales de Comodoro Py. La negociación, de todos modos, continuará durante los próximos días.

Después de varias horas frente al fiscal Carlos Stornelli, López confesó su participación, que podría también involucrar a los interlocutores con los que solía tratar el exfuncionario.