Los exóticos hoteles que ofrece Perú para descubrir sus icónicos paisajes

La posibilidad de dormir en una cápsula a 400 metros de altura con el paisaje del Valle Sagrado de los Incas como escenario, o en una embarcación por las aguas más caudalosas del mundo, el Amazonas, son algunas de las exóticas opciones que promociona la agencia PromPerú para una experiencia que combina turismo de lujo y aventura.
Ubicado en Urubamba, el Valle Sagrado de los Incas, el Skylodge Adventure Suites es un hotel cápsula que llama la atención a los turistas por estar colgado a 400 metros de altura.
El establecimiento está compuesto de tres módulos con capacidad para cuatro personas cada uno – las habitaciones – y uno más redondo donde es posible desayunar y cenar – el restaurante.
Fabricados en aluminio aero-espacial y policarbonato de alta resistencia, la dimensión de cada módulo es de 7,5 metros de largo por 2,6 de alto y ancho, y tanto las paredes como el techo son transparentes.
Para llegar hasta los 400 metros de altura hay dos opciones: la vía ferrata (subir con mosquetones y arneses en un poco más de una hora) o subir caminado, por 2 horas, pasando por un circuito de ziplines. Dado el check in tan particular del hotel, los guías realizan una charla previa donde enseñan algunas medidas de seguridad básica.
Una vez dentro del módulo, los pasajeros se pueden quitar el arnés, ya que la única forma de salir es por la escotilla de salida ubicada en la parte superior del módulo, y si bien no hay aire acondicionado ni calefacción, las cápsulas poseen seis ventanas y cuatro ductos de ventilación.
Para quienes quieren tener una aventura por el Amazonas, desde la ciudad de Iquitos se puede acceder a un pequeño crucero de no más de 30 habitaciones desde las que es posible apreciar la flora y fauna del lugar acompañados por guías.
A su vez cuenta con amplias zonas -internas y externas- para descansar con las máximas comodidades para los turistas dispuestos a la aventura de lujo.
Para llegar al lugar de donde parten las embarcaciones, una vez en Iquitos los turistas deben trasladarse 2 horas por tierra para llegar a Nauta, desde donde zarpan estos auténticos hoteles flotantes de lujo.
Para los fanáticos del gamping (acampada 5 estrellas), Perú, país que tuvo un incremento constante del turismo desde hace más de un lustro, ofrece un alojamiento de lujo sustentable y ecológico en capsulas o “domos”, grandes carpas con todas las comodidades de una clásica habitación de hotel.
Se trata de 5 EcoCamps ubicados en la ruta a la Ciudadela de Machu Picchu por el camino de Salkantay, que cuentan con habitaciones de 28 metros cuadrados con capacidad máxima para 4 personas.
Sus instalaciones tienen jardines orgánicos, utilizan energía solar y recursos de agua naturales para ofrecer a sus huéspedes una experiencia única con el menor impacto ambiental posible.
Estos particulares alojamientos de lujo están ubicados en el Camino de Salkantay que sale desde Cusco y que recorre parte sur de la Cordillera de Vilcabamba.