Los judiciales bonaerenses cumplen con el segundo día de paro y marchan en La Plata

Los trabajadores de los 19 departamentos judiciales de la provincia nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) llevan adelante hoy la segunda jornada del paro de 48 horas que se inició ayer en rechazo a la propuesta salarial del 23 por ciento del Ejecutivo provincial y desde las 10 marcharán al ministerio de Economía provincial.
Después de haber rechazado el aumento ofrecido por las autoridades el pasado viernes y reunidos en asamblea, los judiciales resolvieron la continuidad del plan de lucha que incluye, además del paro total de actividades durante dos días, una marcha hoy en la capital bonaerense.
El secretario general de la AJB, Pablo Abramovich, destacó en declaraciones a Télam el «nivel de acatamiento importante» de la medida de fuerza, a la que ponderó como «mejor que la de otras jornadas de protesta».
Respecto de la marcha de hoy, contó que concentrarán en la Suprema Corte bonaerense ubicada en calle 13 y 48 de La Plata, y luego se trasladarán al ministerio de Economía en 8 entre 45 y 46, en reclamo de una mejor propuesta salarial.
«Paramos y movilizamos esta semana, para que finalmente el Ejecutivo y la Suprema Corte entiendan que ya es tiempo de poner sobre la mesa una oferta salarial digna y de aportar una solución a la situación angustiante de los auxiliares terceros», señaló.
Además, dijo que la gobernadora María Eugenia Vidal tiene «la responsabilidad política de poner fin a este conflicto que paralizó a gran parte del Poder Judicial durante gran parte del año por su falta de voluntad de negociar y por ofrecer un porcentaje tan bajo».
El dirigente gremial planteó que «estamos ante un escenario sin precedentes en la provincia, en el que al mes de agosto no hemos podido acercar posiciones con un gobierno provincial que enfrenta con una dureza inusitada el justo reclamo de los trabajadores judiciales de un incremento salarial que permita recuperar el poder adquisitivo del salario».
El sindicato reclama la restitución del 3 por ciento salarial por antigüedad, la incorporación de la licencia por violencia de género al ámbito del Poder Judicial, el bloqueo de título de los profesionales no abogados y ley de paritarias, entre otras reivindicaciones.
El gremio judicial sostiene un conflicto salarial desde hace más de cinco meses y, en ese marco, ya llevaron a cabo más de 20 medidas de fuerza que incluyeron 31 días de huelga desde su inicio, el pasado 6 de marzo.