Magario: «No podemos arriesgar vidas por relajarnos”

La vicegobernadora bonaerense, Verónica Magario, pidió a la sociedad reflexionar sobre la actualidad del avance de la pandemia de coronavirus en la provincia de Buenos Aires, convocó a los habitantes de la provincia «a extremar las medidas de cuidado» porque «no podemos arriesgar vidas por relajarnos».
En un comunicado, la presidenta del Senado bonaerense sostuvo que “la excelente noticia de la vacuna será realidad en algunos meses: ahora nuestra realidad es que, hoy por hoy, quedan 1.000 camas disponibles en las terapias intensivas en toda la provincia y a este ritmo de contagios pueden ocuparse en 50 días y si aumenta el ritmo eso puede suceder en 30 días”.
“Tenemos confirmados más de 10.000 casos positivos sólo en los últimos dos días en la provincia y corremos el riesgo de que aumenten los contagios entre el personal de salud, lo que también atentaría contra el sistema. Lamentablemente han fallecido ya 35 trabajadores de salud, 10 policías y tenemos 3.000 policías en aislamiento”, dijo.
“Y no se puede ignorar la realidad más triste: han muerto más de 3.000 bonaerenses. Es evidente que no hay condiciones para relajar nada, que debe aumentarse la precaución entre la gente, que no podemos hacer de cuenta de que ya todo pasó”, advirtió Magario.
Analizó que el Gobierno pudo «contener la propagación en los barrios populares porque avanzamos rápidamente con los testeos y resultó efectivo el Plan Detectar» y añadió que «ahora parece que muchos creen que estamos en otra etapa, pero eso aumenta el riesgo aumenta porque la situación ha empeorado”.
“Lo único que frena el virus según todos los expertos es bajar la movilidad. Bajar la movilidad es la única solución que tenemos hasta que contemos con la vacuna, esa vacuna que nos cambiará la vida, pero que obviamente hay que esperar”, indicó.
Por último, Magario pidió «no arriesgar todo el sacrificio que hizo la gente por descuidarnos ahora”.