Mar del Plata: casi el 40% de los comercios no acepta tarjetas

El director ejecutivo de la Agencia de Recaudación Buenos Aires (ARBA), Gastón Fossati, recordó que es “obligatorio” que los comercios de atención al público cuenten con sistemas de pago electrónico y aseguró que casi el 40% de los locales en Mar del Plata no aceptan este medio.

En Mar del Plata hay 39 mil comercios y, sobre ese total, ARBA tiene indicios concretos de que 17 mil no operan con medios electrónicos de pago, por lo que harán foco en los controles sobre los mismos. “Es obligatorio, hay una ley de la provincia de Buenos Aires que obliga a los comercios a tener medios electrónicos de pago”, dijo Fossati.

En diálogo con el diario La Capital, el funcionario recordó que la entidad que conduce tiene la capacidad de “sancionarlos” si no cumplen con la ley, al tiempo que señaló la importancia de “mutar” a los medios de pago electrónicos y a la boleta digital, camino que se premia con descuentos para los contribuyentes.

Si bien el año pasado fue calificado como “complejo”, el titular de ARBA consideró que el balance general para la entidad fue positivo.

“Fue un año complejo -describió-, hubo reacomodamiento de muchas variables económicas, una inflación que se disparó, estrés en términos financieros por la corrida bancaria y la actividad cayó”.

Sin embargo, el funcionario aseguró que “en términos de gestión y de performance de la agencia, fue un balance positivo a pesar de la complejidad. Terminamos con la recaudación un 12% por encima de la meta que teníamos para 2018, a pesar de que el año fue complicado en términos económicos”.

Asimismo, esa complejidad no influyó a la hora de recaudar, según el funcionario jujeño, ya que “en el año acumulado no aumentó pero sí tuvimos en los últimos bimestres una caída en la cobrabilidad de los impuestos patrimoniales. Como consecuencia de que fue más en los últimos bimestres, y los iniciales fueron buenos en términos de cobrabilidad de impuestos patrimoniales estuvimos casi dos puntos por arriba”.

En ese sentido, reconoció que “vimos una caída en la cobrabilidad en los últimos meses, por eso la gobernadora los últimos meses sacó ciertas medidas de alivio para pymes, para darle un poquito de pedal financiero con las tasas como estaban, para que puedan postergar ingresos brutos de noviembre y diciembre y puedan pagarlo recién en este 2019”.