Médicos bonaerenses piden al gobierno bonaerense convocatoria a la paritaria

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud (Cicop) pidió hoy al gobierno bonaerense que convoque a los médicos de hospitales de la provincia a paritaria salarial y planteó que “somos muchos quienes no nos vamos a someter a propuestas salariales a la baja”.
“La demora en ser convocada la paritaria de lxs profesionales de la Salud –Ley 10471 demuestra que, para el Ejecutivo, la Salud sigue ocupando un lugar poco preponderante a la hora de la toma de decisiones. Hemos llegado al mes de abril sin reuniones formales mientras los servicios, las plantas y guardias hospitalarias hacen malabares para seguir funcionando”, dijeron en un comunicado.
Sostuvieron que “a diferencia de lo que se intenta construir mediáticamente, la realidad golpea fuertemente las condiciones de vida de los trabajadores estatales, ocasionando una afectación de derechos en el acceso a la educación, la salud, la justicia y las políticas sociales de amplios sectores de la población”.
Analizaron desde el gremio que “la decisión de imponer un techo salarial del 15 % en las negociaciones, alejado de todas las previsiones que arrojan los estudios de la totalidad de las consultoras para el año 2018, sólo se comprende en la lógica de someter a la clase trabajadora estatal a ser la variable principal del ajuste en curso”.
Criticaron la suba salarial del 15% aceptada por la mayoría de los gremios que representan a los trabajadores estatales y expresaron que el plus de 3000 pesos por presentismo acordado “condena a miles de trabajadores a ingresos que reducirán aún más su pobre poder adquisitivo”.
“La vuelta al presentismo significa la extensión de las sumas que se pagan en negro, con montos que no cobran lxs jubilados, no se calculan para los aguinaldos ni tributan para el sistema previsional ni la obra social. Implica, lisa y llanamente, el entendimiento de que la crisis existente es responsabilidad de quienes trabajan, plantea un premio a la salud y un castigo a la enfermedad, definiendo una política salarial que remeda un retorno a la década del noventa”, apuntaron.