Nuevo presidente de la UNLP destacó el objetivo de llegar a 10 mil egresados anuales

El arquitecto Fernando Tauber, electo el sábado como nuevo presidente de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) para el período 2018-2022, aseguró hoy que uno de sus principales objetivos es “pasar de 7 a 10 mil egresados por año”.
En una conferencia de prensa que brindó en el Rectorado, Tauber planteó que “los asambleístas que nos votaron, votaron un proyecto y no un candidato” y añadió que “somos la segunda universidad del país, una fábrica de oportunidades, una institución de inclusión”.
Tauber destacó la necesidad de “repensar la agenda de la Universidad”, dijo que desde el retorno de la democracia “pasamos de 40 mil a 160 miembros” y expresó que “estos años fuimos construyendo respuestas relacionadas a infraestructura, cargos, calidad de salarios, servicios estudiantiles y equipamiento”.
Desde la UNLP precisaron que si bien el promedio de egreso de esa casa de estudios “alto”, llega al 40%, cuando la media nacional es del 25%, elevar la cantidad de graduados es una de las metas centrales de la nueva gestión.
“Es un momento en el que hay que marcar la diferencia. La UNLP tiene que preocuparse para que sus estudiantes tengan los dispositivos a disposición para poder avanzar en su carrera, hacerla en un plazo razonable y poder egresar”, expuso y agregó que “tenemos que evolucionar en el concepto de inclusión en la Universidad. Convocar no es sólo que más chicos ingresen, sino que además terminen las carreras”.
Sostuvo que “en el medio hay una instancia de frustración, de cosa incompleta para ellos y sus familias, por lo que tenemos que estar atentos. La educación de masas, para todos, requiere que pensemos si todo lo que estamos haciendo es suficiente”.
Entre las propuestas que el presidente evalúa para lograr mayor cantidad de egresos anuales, destacó: ampliar la oferta de invierno y verano creando nuevas cátedras, multiplicar mesas de consultas antes de los exámenes, y aumentar la cantidad de tutores para ayudar tanto a los alumnos ingresantes como a aquellos que deben terminar el trabajo final de la carrera.
“Ese trabajo final es una modalidad de resguardo de la calidad del conocimiento que se instaló y es muy interesante, pero demora la carrera. Los chicos terminan de cursar y de aprobar todas las carreras, pero después no hacen el trabajo integrador. Todo eso necesita de guías”, evaluó y aseveró que , a la vez, ello requiere “rediscutir las prioridades de nuestro presupuesto, la forma en que lo distribuimos y el modo en que las facultades lo utilizan”.
Al mismo tiempo, Tauber subrayó que “debemos defender los recursos humanos para ser motor de desarrollo nacional y regional”, añadió que “nuestros doctores, que se prepararon a lo largo de 30 años, no pueden quedarse sin posibilidad en los organismos de ciencia”.
“La soberanía nacional se construye con la producción de conocimiento propio porque sino lo tenemos que comprar. Un pibe se tiene que recibir y tiene que ser un profesional al servicio del país y de su propio crecimiento con herramientas para poder desarrollarlo”, opinó.
Luego se comprometió a “finalizar las obras del albergue universitario”, ampliando de 130 a 200 las plazas para los alumnos y a “implementar después de las vacaciones de invierno el comedor turno noche”.
“La UNLP tiene una enorme responsabilidad en brindar oportunidades de acceder a un mejor empleo a los sectores más vulnerables, por ello profundizaremos el trabajo de la Escuela de Oficios”, anunció.
La UNLP cuenta con 17 facultades: 111 carreras de grado, 170 de posgrado y 500 cursos de posgrado. Cursan actualmente 105 mil alumnos de grado y cada año se inscriben en promedio unos 25 mil jóvenes.