Otermín fue elegido nuevo presidente de la Cámara de Diputados bonaerense

La Cámara de Diputados bonaerense implementará un sistema de “triple firma” para la autorización de los expedientes, según un acuerdo al que llegaron el oficialismo y la oposición y que posibilitó que el nuevo presidente del cuerpo sea el peronista Federico Otermín.
Tras intensas negociaciones, el Frente de Todos y Juntos por el Cambio acordaron que la vicepresidencia sea ocupada por el ex diputado nacional Carlos “Cuto” Moreno y la vice primera por el diputado de la oposición Adrián Urrelli.
Una fuente legislativa explicó que para destrabar el reclamo de la vicepresidencia que hacía Juntos por el Cambio se resolvió modificar el reglamento y extender la hasta ahora “doble firma” a la vicepresidencia primera del cuerpo.
El sistema contempla que los expedientes que firme Otermín deberán ser también convalidados por Moreno y Urrelli, lo que supone un equilibrio de poderes entre los diferentes grupos que integran la Cámara.
Es que mientras Otermín está referenciado con el grupo de intendentes que encabeza Martín Insaurralde, jefe comunal de Lomas de Zamora, “Cuto” Moreno es el legislador que tiene línea directa con el gobernador Axell Kicillof.
La designación de autoridades se oficializó hoy en el transcurso de la sesión preparatoria que realizó la Cámara de Diputados provincial y en la que asumieron los 46 legisladores bonaerenses electos el pasado 27 de octubre.
También se oficializó que cuatro diputados que integraban la bancada de Juntos por el Cambio resolvieron conformar un nuevo bloque al que le impusieron el nombre de “Cambio Federal”.
Se trata de los diputados bonaerenses Walter Carusso, Martín Domínguez Yelpo, Fernando Pérez y Guillermo Bardón.
Bardón es un dirigente cercano a Emilio Monzó y en los primeros años de gestión del presidente de la Cámara baja nacional fue el secretario general de ese cuerpo. También tiene un rol destacado en el armado en la ciudad de La Plata.
Carusso es un dirigente allegado al intendente de San Isidro, Gustavo Posse; Domínguez Yelpo es del gremio de los ruralistas (UATRE), y Pérez es dirigente del radicalismo de Quilmes y fue candidato a intendente.
Los legisladores fundamentaron la ruptura en “el rechazo a la continua metodología basada en la toma de decisiones que rechaza pensamientos divergentes y nos excluye sin debate ni intercambio de ideas”.
“Creemos en la unidad pero en el marco de la diversidad y la aceptación de las diferentes opiniones. Por esa razón, reconociendo nuestra pertenencia al espacio opositor, conformamos un nuevo bloque desde el que trabajaremos en una construcción que amplíe las miradas a partir del disenso y la búsqueda de acuerdos”, señalaron los legisladores.
En ese sentido, afirmaron que desde Cambio Federal “reivindicamos el proyecto de Cambiemos, con la necesaria autocrítica, y convocamos a una gran apertura que nos permita ofrecer a los argentinos una nueva propuesta que genere confianza y esté en condiciones para transformar nuestra provincia y el país”.
“Impulsaremos desde la Legislatura el tratamiento respetuoso e igualitario para todos los intendentes de la oposición por parte del nuevo gobierno, tal como lo hizo Cambiemos en los cuatro años en los que gobernó la Provincia”, dijeron.
Y destacaron que el trabajo desde el nuevo bloque estará marcado por “la permanente vocación de diálogo con todos los sectores, reivindicando la política como la forma de avanzar en la búsqueda de los acuerdos y consensos que nos permitan encontrar las soluciones a los problemas que sufren quienes habitan esta provincia. Reivindicamos el diálogo y repudiamos la grieta como método de construcción electoral”.