Por el Presupuesto, Manzur reunió a varios gobernadores del PJ, pero faltaron Urtubey y Schiaretti

Efectivos de la Policía de la Ciudad allanaron hoy la sede de la empresa Techint en el microcentro porteño, a causa de una investigación judicial iniciada por la Procelac (Procuraduría de Lavado de Activos), ante un supuesto pago de sobornos de su filial en Brasil.
El operativo fue dispuesto por el juez federal Sebastián Ramos, a cargo de la causa, con el fin de recabar pruebas que ayuden a determinar si Techint, por medio de su filial en Brasil, Engenharia Construcoes (TEBRA), pagó o no sobornos para adjudicarse la construcción de la Central Nuclear Almirante Álvaro Roberto, más conocida como Angra III, en Río de Janeiro.
La denuncia, presentada por la Procelac en 2017, acusa a Techint de pagar sobornos entre 2009 y 2014 al presidente de la empresa de energía atómica Electronuclear, el funcionario público Othon Luiz Pinheiro Da Silva, para quedarse con la construcción de Angra III.
Según se investiga, Piñeiro Da Silva habría recibido cerca de de 4,5 millones de reales por intermedio de una empresa suya, en concepto de sobornos para lograr la adjudicación de la obra.
Aunque los pagos se habrían realizado en Brasil, la Procelac determinó que, en realidad, TEBRA no es más que una filial de Techint en Brasil y actúa bajo la conducción de la compañía en la Argentina, por lo cual le pidió a la Justicia que se investigue a la casa matriz, a pesar de que las autoridades de la firma argentina argumentaron que TEBRA es autónoma.
El pedido de la Procelac pasa por saber si las órdenes y pagos tuvieron origen, aprobación o conexión directa con la central argentina, y si hay o no ejecutivos locales involucrados en el caso.
Con este fin se presentaron algunos de los testimonios de los “arrepentidos” en Brasil del Laja Jato -la mega causa de corrupción que derivó en la condena de políticos y empresarios, incluido el ex presidente Luiz Inacio “Lula” Da Silva- que habrían mencionado a Techint y al organigrama de la empresa en el pago de los sobornos.
Dalton Avancini -ex presidente de la empresa Camargo Correa, una de las socias de Techint en la obra- fue uno de los que declaró como arrepentido en Brasil, y quien habría comprometido a la firma argentina, al decir que que las licitaciones estaban “direccionadas” para que dos consorcios de empresas, entre las que estaba Techint, se quedaran con las obras de la Central Nuclear
La intervención de la Procelac en el caso llegó luego de una notificación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que alertó a la Argentina de las operaciones de corrupción con las que se vinculaban a la subsidiaria de Techint en el Lava Jato y de la detención de uno de sus principales ejecutivos, según informó el diario Perfil.
Techint también está siendo investigada en la “causa de los cuadernos” que lleva adelante el juez federal Claudio Bonadío, quien el viernes pasado llamó a declaración como testigo el máximo responsable de la compañía, Paolo Rocca.