Pronostican que, con la inteligencia artificial, la pérdida de equipajes será una anécdota

La historia se repite en los aeropuertos del mundo: un pasajero desencajado porque su valija no aparece, hombros que se alzan y caras desangeladas de los responsables de la compañía de aviación y promesas de un “pronto recupero”, todas situaciones que serán “anécdotas del pasado” gracias a la inteligencia artificial (IA), que permitirá revolucionar la gestión de los equipajes con herramientas como la robótica y la identificación biométrica.
Los sistemas de equipaje de las compañías aéreas de todo el mundo manejan unos 4.500 millones de valijas por año, y esa cifra se duplicará en 20 años, un motivo por el cual las aerolíneas están diseñando nuevos sistemas para su control y seguimiento basados en los avances tecnológicos.
La inteligencia artificial es una de estas nuevas tecnologías llamadas a revolucionar la gestión de los equipajes, y a ella se suman otras herramientas como la robótica y la identificación biométrica.
La Sociedad Internacional de Telecomunicaciones Aeronáuticas (SITA), que opera en la mayoría de los aeropuertos del mundo, elaboró un informe que revela que a través de mejoras en la tecnología y los procesos, la industria del transporte aéreo ya ha reducido a la mitad sus costos anuales generados por el mal manejo del equipaje en la última década, pasando de 4.220 millones de dólares a 2.100 millones de dólares.
El estudio destaca que en 2017 se notificaron 21,6 millones de inconvenientes relacionados con el extravío del equipaje, y puntualizó que, al registrarse en el mismo lapso 3,77 billones de pasajeros, la tasa del mal manejo de maletas fue de 5,73 valijas por cada 1.000 personas.
El vicepresidente de SITA para América Latina, Elbson Quadros, aseguró que “la utilización de datos y la inteligencia artificial de una manera significativa revolucionarán la forma en que gestionamos la industria del transporte aéreo en la próxima década”.
Consideró que “tenemos un papel insustituible que desempeñar sobre el beneficio potencial que el manejo de datos y la administración del equipaje generará” y dijo que, por ese motivo, “es un área en la que estamos fuertemente enfocados y colaborando en la industria para innovar”.
El objetivo inmediato de la industria aeronáutica es implementar la Resolución 753 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, que requiere que las aerolíneas miembro hagan un seguimiento de cada equipaje y compartan esa información con todos los involucrados en devolver esas piezas a los pasajeros en su destino.
La resolución brindará datos precisos sobre el viaje realizado por cada maleta, aunque la industria ya está desarrollando un modelo aún más preciso para las operaciones de equipaje.
El directivo de la SITA estimó que “esto puede mejorarse con herramientas de inteligencia artificial para crear mayor eficiencia en la gestión del equipaje y, con ello, mejorar nuestra experiencia como pasajeros”.
La IA permitirá que los aeropuertos y las líneas aéreas “aprendan” cuáles son los sectores que causan más problemas en sus sistemas y qué factores pueden causarlos.
Estos sistemas también podrían generar información sobre los patrones de movimientos del equipaje que permitirían a las aerolíneas entregar sus maletas de manera más efectiva.
La utilización de inteligencia artificial hará posible que máquinas inteligentes permitan que el equipaje se administre de forma autónoma desde el momento en que un pasajero lo despacha hasta que llega al destino, todo sin intervención humana.
Quadros explicó que “con esta perspectiva del futuro, habrá cargadores autónomos que podrían usarse para transportar equipajes entre la terminal y la aeronave”.
“Los datos sobre el equipaje también permitirán a las aerolíneas y aeropuertos proporcionar a los pasajeros información más relevante sobre su equipaje a medida que realiza su viaje desde la partida hasta el destino”, subrayó.
El robot que ya están empezando a utilizar en algunos aeropuertos es el primer paso para automatizar el proceso de equipaje desde el instante en que los viajeros dejan sus valijas hasta cuando las retiran.
Este rastrea las maletas en el check-in, durante la carga en el avión, la eventual transferencia entre aeronaves y la llegada al pasajero.
El especialista en la industria aeroportuaria afirmó que “la transformación digital en torno al equipaje ya está sucediendo” y sostuvo que “el documento “Seguimiento Inteligente: Una revolución en la gestión de equipaje”, analiza cómo el uso de la inteligencia artificial revolucionará nuestra industria en la próxima década”.
Quadros manifestó que este proceso “tomará tiempo”, pero aclaró que “la inteligencia artificial dará rienda suelta al potencial para hacer que las operaciones de equipaje estén más orientadas al servicio”. Y resaltó: “Esto significa que la entrega de equipaje se volverá más segura y permitirá a los aeropuertos y aerolíneas brindar servicios a medida a sus pasajeros”.